Oct 282008
 

El otro día, oyendo la radio, me encontré con que en una cuña de una película doblada pronunciaron cuatro o cinco veces “teksas”, a la inglesa (y eso, en treinta segundos mal contados).

La equis de Texas, como la equis de México, se pronuncia siempre como jota, o sea, “tejas”.

La pronunciación como “ks” se explica por la influencia de la ortografía en la pronunciación, en este caso, reforzada por el inglés.

Las dos grafías, con equis (Texas) y con jota (Tejas), son correctas. Usar una u otra es una mera cuestión de preferencia personal.

 28 de octubre de 2008  lengua oral, nombre propio, ortografía