Nov 262008
 

Uno de los desajustes posibles entre sonido y escritura es que una sola letra represente una secuencia de sonidos. En nuestra lengua tenemos el caso de equis, que lleva dentro la secuencia [ks]:

<x> se pronuncia [ks]

Por ejemplo:

<examen> se pronuncia [eksámen]

El ideal de una escritura alfabética es que haya una grafía y solo una para un sonido y viceversa. En la práctica, raramente se encuentran sistemas de escritura que cumplan esto (si es que hay alguno). Esta correspondencia se ve alterada también por otros fenómenos como la digrafía, trigrafía, heterografía, etc.

 26 de Noviembre de 2008  escritura, lengua oral, ortografía

  3 comentarios en “Dos sonidos en una letra”

  1. He oído un par de veces acerca de ciertas iniciativas para crear una “ortografía fonética” para el español, en la que entiendo que no se usarían sino veintiuna letras, y no habría lugar a ninguna ambigüedad.

    ¿Qué tan serios son esos intentos? ¿Tienen alguna probabilidad de imponerse algún día?

  2. La reforma de la ortografía es una cuestión recurrente. En realidad, nuestra ortografía ya ha sufrido varias reformas. La primera ortografía de la Academia en el siglo XVIII aplicó un criterio etimologizante que se apartaba mucho de la pronunciación y del uso, por lo que produjo un fuerte rechazo.

    Nuestra ortografía actual es fundamentalmente la que sale de la reforma de 1815, con pequeños retoques, y aunque ha avanzado en el sentido de una mayor cercanía a la pronunciación, todavía queda lejos de esta. En Chile hubo desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX una ortografía propia, más orientada hacia la pronunciación, pero los chilenos finalmente renunciaron a ella para evitar que la fragmentación ortográfica del español dificultara la comunicación.

    Las propuestas de reforma ortográfica han sido muy frecuentes durante el siglo XX. La que más repercusión ha tenido últimamente ha sido la de Gabriel García Márquez en el I Congreso de la Lengua Española (Zacatecas, 1997).

    En la práctica, la reforma de la ortografía es una cuestión espinosa. El número de signos dependería, para empezar, del modelo de pronunciación que adoptáramos. ¿Haríamos una ortografía seseante o seguiríamos representando en la escritura el sonido ce? ¿Y qué hacemos con y/ll? Los ejemplos recientes de intentos de reformas ortográficas, como el alemán de los años noventa (que fue muy ligero), demuestran que el rechazo social suele ser considerable.

    Saludos

  3. Yo una vez vi escrito “voy hacer más feliz a partir de ahora” (voy a ser más feliz…), en algunos regiones supongo que se pronunciará similar.

    En cuanto a lo de pronunciar la s por la x tampoco creo que sea algo exclusivo de España, en Colombia por ejemplo se dice que eso es algo propio de la gente de Medellín