Jun 192009
 

Últimamente hablan mucho en las noticias de los brotes verdes refiriéndose a esta economía nuestra que parece que quiere salir del coma. Esto es una metáfora que no se ha escogido por casualidad. Vamos a ver por qué.

Yo lo único que entiendo de economía es que cada vez me cuesta más llegar a fin de mes. El común de los mortales no nos enteramos demasiado de si los grandes indicadores macroeconómicos están mejorando, si la gente está comprando más casas en Florida o si Obama, Lula y Merkel han decidido crear un nuevo orden financiero internacional.

Pero sucede que la economía es confianza y si no tenemos confianza y empezamos a gastar, no vamos a salir nunca de la dichosa crisis. Y por eso se intenta decirle a la gente que aunque no se note mucho de momento pronto vamos a empezar a levantar cabeza.

La metáfora de los brotes verdes asimila la situación económica a la vida de las plantas. Un brote, por definición, es pequeño, pero tiene el potencial de crecer y convertirse en una gran planta. El verde no solo es el color de la vida, del resurgir, sino que además inspira confianza; por eso los médicos llevan batas verdes. Las plantas, cuando crecen, son fuente de alimento y de todo tipo de bienes. Después del invierno de la recesión viene la primavera del despegue económico. Al principio apenas se nota; los primeros días de sol todavía conviven con el frío, pero conforme vayamos avanzando, todo irá floreciendo, hasta que lleguemos al verano, en que todo fructifica y después al otoño cuando madura. Para entonces ya se estará fraguando el próximo invierno, pero eso queda lejos y más vale no pensarlo.

Un brote es delicado y tierno. Se malogra fácilmente. Así, si la recuperación no llega, no se podrá echar la culpa a quienes la han vaticinado. Es como cuando vuelve el frío y la helada quema las yemas de los árboles. Pero un brote también se puede cuidar y abrigar y eso probablemente es lo que quieren nuestros mandamases que pensemos que están haciendo ellos.

Y más vale que sea así por la cuenta que nos trae.

 19 de junio de 2009  metáfora

  4 comentarios en “Brotes verdes”

  1. Y aún más curioso el vocabulario empleado, desaceleración en vez de frenazo, crecimiento negativo en vez de decrecimiento, devaluado en vez de pérdida de valor, expediente de regulación de empleo en vez de despidos, recapitalizar en vez de volver a poner dinero, corrección en el mercado para evitar decir que la bolsa baja, igual es una forma de ver las cosas de una forma más positiva o de confundir a los profanos para que no comprendan todo lo que no interesa.
    Y no seas lloron los que mantenemos el empleo hemos ganado poder adquisitivo y la hipoteca nos ha bajado a todos

  2. Creía que los médicos llevaban bata verde para distinguir mejor los colores rojos a los que se pasan mucho tiempo mirando 😛

  3. Sí, excelente idea la de utilizar la mecánica de los fenómenos sociales y políticos para divulgar conceptos sobre los fenómenos lingüísticos. Ahora deberías profundizar un poco en comentar lo que es una metáfora y su valioso poder de comunicación y de facilitar el acceso al conocimiento.
    Y ahora, si no te importa y como no sólo de pan vive el hombre, me permito traer a colación unas hermosísimas metáforas de nuestro maestro Federico García Lorca:
    Ajo de agónica plata
    la luna menguante, pone
    cabelleras amarillas
    a las amarillas torres.

  4. Buenas, Alberto:
    Realmente entro no para comentarte la entrada, sino para felicitarte por tu blog.
    Un saludo.