La aliteración

La aliteración es la repetición de uno o más sonidos en una secuencia fónica. Es uno de los recursos clásicos de la poesía. Un ejemplo que hizo famoso Dámaso Alonso se encuentra en la Fábula de Polifemo y Galatea de Góngora:

Infame turba de nocturnas aves

Como se puede ver, en el verso anterior se repite -tur-, que además es la sílaba tónica en ambos casos, lo que le da aún más fuerza.

Si me ocupo hoy de la aliteración no es porque este blog de lengua se empiece a escorar hacia la literatura sino porque las figuras retóricas tienen también su vertiente lingüística. La retórica, la pobre, hoy tiene mala fama, pero en sus inicios lo que intentaba era algo tan sencillo (y tan complicado) como enseñarnos a hablar de forma efectiva, persuasiva y, a ser posible, elegante.

Lo que hay que advertir aquí es que si la aliteración puede ser un valor en poesía, por lo general constituye un defecto en la prosa. Gómez Torrego, en su imprescindible manual Hablar y escribir correctamente, presenta el siguiente ejemplo, plagado de aliteraciones indeseables:

Se apoderó de él tan terrible terror que se quedó sin saber qué comentar

En cuanto leemos esa oración en voz alta, nos damos cuenta de que aparece tres veces el sonido t en posición inicial de palabra y otras dos la erre fuerte —con el agravante de que esta última está incluida en una sílaba tónica, lo que le da más realce, de manera análoga a lo que ocurría con el endecasílabo gongorino de arriba—. Por si fuera poco, a continuación se repiten machaconamente el sonido k y la ese.

Se deslizan más aliteraciones de las que creemos en textos escritos en silencio, aporreando a toda prisa las teclas del ordenador. En el fondo, tenían razón nuestros mayores, que solían escribir prácticamente al dictado, repitiendo para sí mismos las palabras que la mano iba dibujando sobre el papel.

Nunca está de más leer un texto en voz alta antes de darlo por terminado. Esta sencilla operación nos revelará aspectos en los que no habíamos reparado mientras redactábamos. Y esto, que por lo general es recomendable, se vuelve imprescindible si lo escrito está destinado a presentarse de viva voz, como ocurre con un discurso o una noticia radiofónica.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Un pensamiento en “La aliteración

  1. Luthien Tv

    Muy buena… No recuerdo estudiar este tema en la asignatura de Lengua, hace ya varios años, y me parece lamentable que algo tan importante no se incluyera en el temario… Quizá porque cada vez hacíamos menos dictados.

Los comentarios están cerrados.