‘Cuán’ y ‘cuan’

Cuán es palabra tónica y se escribe con tilde diacrítica cuando tiene valor interrogativo (1) o exclamativo (2):

(1) Ahora bien, ¿cuán lejos se puede llegar? [Salvador Alsius: Catorce dudas sobre el periodismo en televisión, tomado de CREA]

(2) ¡Cuán tristes pasan los días! [Rosalía de Castro: A mi madre]

Esta forma ha caído en desuso en la lengua coloquial en España, pero no en otros países hispanohablantes. En la lengua culta mantiene cierta vigencia incluso en el español europeo.

Se escribe con tilde también cuando aparece en oraciones interrogativas (3) y exclamativas (4) indirectas:

(3) Se pregunta cuán lejos corre la autopista, qué habrá al otro lado [Esmeralda Santiago: El sueño de América]

(4) No sabéis cuán grande es vuestra suerte de no tener hijos [Juan Antonio Vallejo-Nágera: Yo, el rey]

En todos los demás casos es palabra átona y se escribe sin tilde. Esta variante sí encuentra cierto uso en España en expresiones del tipo cuan largo era:

(5) [...] llegaron a paralizar al oso, que cayó cuan largo era [Feliciano Gil Jiménez: Abundio Boca Grande]

Podemos, por tanto, guiarnos por el oído para identificar los casos en que esta palabra necesita tilde.

Una pregunta: ¿verdaderamente serías capaz de identificarlos? Haz un ejercicio para asegurarte.

¿Te interesa la acentuación? Consigue gratis el manual de uso de la tilde.