Nov 062012
 

Currículum es un préstamo del latín que se emplea en español con dos significados principales. Por un lado, es el historial profesional y académico de una persona. Ese es el sentido con el que aparece en (1). Por otro lado, puede referirse a un plan de estudios, como en (2):

(1) Te cogen el currículum, pero después nunca te llaman [El País (España), 26-10-2012].

(2) Pero para muchos la física es una de las materias más áridas de todo el currículum escolar; incluso más árida que la matemática [El País (Uruguay), acceso: 6-11-2012].

No hay necesidad de escribirlo en cursiva porque está plenamente integrado en el léxico de nuestra lengua.

A veces es sustituido por la castellanización currículo, como en (3). Esta castellanización es válida para los dos sentidos indicados arriba.

(3) Un estudiante al culminar el sexto grado de primaria debería, por lo menos, resolver problemas de la vida cotidiana y comprender lo que lee. Esto lo contempla el currículo académico que se desarrolla en el país desde 2007 [La Prensa (Nicaragua), 11-10-2012].

La norma académica es más partidaria de utilizar la forma castellanizada.

Como habrá notado el perspicaz lector, currículum lleva tilde. Esto es así porque los latinismos asentados se acentúan siguiendo las reglas generales.

Su plural es currículums (4). Se sigue aquí la regla general para la formación del plural de las palabras terminadas en -m, que simplemente añaden una -s.

(4) Cientos de candidatos envían sus currículums a las consultoras de recursos humanos esperando ser llamados para una entrevista [Universia Chile, acceso: 6-11-2012].

No obstante, hay que tener presentes un par de consideraciones a propósito del plural de esta palabra. En primer lugar, podemos recurrir a la forma currículo y formar, en consecuencia, un plural currículos, que es la opción favorita de las Academias y la que siguió el autor del ejemplo (5):

(5) Morales afianza el proceso de descolonización con los currículos regionalizados y el Instituto Plurinacional de Lenguas [La Razón (Bolivia), acceso: 12-10-2012].

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que la expresión curriculum vitae se mantiene invariable en plural, se escribe con cursiva (comillas si escribimos a mano) y no lleva tilde:

(6) Estamos recibiendo una montaña de curriculum vitae.

La razón es que la Academia decidió con la publicación de la Ortografía de la lengua española de 2010 que las expresiones latinas se debían tratar como extranjerismos. La expresión curriculum vitae admite dos pronunciaciones: [kurríkulum bíte] y [kurríkulum bítae]. Es preferible la primera, que es más sencilla y nos evita el peligro de desplazar el acento incorrectamente a la sílaba -ta-.

No es correcta la forma currícula. Las únicas formas que admite la norma del español son currículum/ currículo para el singular y currículums/ currículos para el plural. Dependiendo del uso que le estemos dando a ese currícula tendremos que optar por lo uno o por lo otro.

A partir del sustantivo currículo se ha creado un adjetivo curricular que es perfectamente correcto.

En fin, esto es otro artículo más en mi currículum.

 6 de Noviembre de 2012  léxico, sustantivo

  2 comentarios en “Currículum”

  1. Yo, que estudié 4 añitos de latín, pronunciaría [kurríkulum bíte] como se hacía en el latín medieval, y como plural diría curricula, que es el plural de los nombres neutros de la 2a declinación. Así se hace en italiano.

  2. Alberto:
    Ya lo sabes tú, sigo tu blog con verdadero interés y no deja de sorprenderme lo que aprendo con su lectura y lo que, a no dudarlo, me queda por aprender. Hace solo unos días, en un comentario que hacía en mi propio blog, el corrector del procesador de texto me sustituía la palabra “currículum” por “currículo”. Después de leer esta entrada de tu blog me acogeré como norma a “currículo” y currículos”.
    Visto este asunto, hay otro que me preocupa especialmente. Me refiero al verbo que se han sacado los periodistas deportivos para referirse al “marcaje” del contrario. Ellos hablan y en ocasiones escriben: fulano “encimó” de forma eficaz a zutano. ¿Qué me dices, Alberto, del verbo “encimar”? Tal vez el entrenador les diga a sus muchachos —Y ustedes, ya saben, a encimad fuerte a Messi.
    Gracias por tu trabajo de divulgación y formación. Es bueno eso de encender la luz para que, además de mirar, podamos ver.
    Un fuerte abrazo,
    Cecilio