Insistir

Insistir es un verbo con el que debemos tener cuidado por dos motivos. El primero es de tipo semántico. Insistir lleva dentro una idea de reiteración, de volver a hacer o decir algo. Son, por tanto, redundantes (y debemos evitarlas) expresiones en las que se le añade volver como refuerzo:

(1) Me volvió a insistir en lo de tu madre.

(2) Vuelvo a insistir: aquí todo el mundo tiene que poner de su parte.

Ejemplos como los anteriores deben quedar simplemente así:

(3) Me insistió en lo de tu madre.

(4) Insisto: aquí todo el mundo tiene que poner de su parte.

Las oraciones (3) y (4) no solo son preferibles por consideraciones de corrección lingüística y de adecuación estilística. Representan además una expresión más económica que contribuye a una comunicación más efectiva.

Naturalmente, podemos pensar en situaciones en las que insistimos en algo y a continuación volvemos a insistir. En teoría no habría nada que objetar aquí, pero en la práctica no suele ser este el origen de los volver a insistir que tan a menudo encontramos por ahí.

El segundo escollo con el que podemos tropezar es de tipo sintáctico. El verbo insistir rige la preposición en, como podemos comprobar en el ejemplo (3), que repetimos aquí: Me insistió en lo de tu madre. Pues bien, esa preposición se ha de mantener cuando a continuación viene una oración completa introducida por la conjunción que:

(5) Me insistió en que tu madre tenía que venir.

Al suprimir esa preposición incurrimos en el denominado queísmo. Para que nos entendamos, la secuencia Me insistió que… es incorrecta y debemos sustituirla por Me insistió en que…

Y por si no ha quedado claro, insisto: cuidado con el verbo insistir.

 

5 pensamientos en “Insistir

  1. Andrea

    me gusta mucho tu blog, creo que es de gran utilidad y además, en esta época de blogs y foros con constantes faltas y esa manía de “k” por “qu”, leerte aparte de didáctico y entretenido, resulta relajante a la vista XD un saludo y buen trabajo!

  2. Charles Nesklip

    Hola, Alberto:
    Pues esta vez discrepo… Aunque “insistir” ya implique una reiteración, “volver a insistir” refuerza todavía más esa idea de reiterar machaconamente una idea. ¿Que es redundante? Sí, pero la redundancia es un recurso retórico perfectamente válido. ¿O acaso no puede decirse “enormemente grande” o “anegado por las aguas”? Y si fulano me pidió varias veces a lo largo del miércoles que escribiera a tu madre, y hoy viernes me lo vuelve a pedir encarecidamente, creo que es lícito decir que “me volvió a insistir en lo de tu madre”.
    Saludos muy cordiales, C.

  3. josean

    En primer lugar me gustaría darte muchas gracias por “devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad te dio en conocimientos”… me parece la mejor justificación para hacer una bitácora que he leído nunca.
    Ahora, al grano: en esta entrada me ha surgido una duda. Creo que tienes razón en que usar el verbo “volver” es redundante en el aspecto semántico, sin embargo no me parece que “suenen” mal ni que sean “incorrectas” (tú tampoco lo afirmas) esas formas en algunas ocasiones. Cuando, por ejemplo, alguien insiste mucho un día, y al día siguiente, “vuelve a insistir”.

    Un saludo.

  4. Min

    ¿Y en los casos en los que se insiste repetidamente? Si no se hiciera uso de “volver” podrían darse situaciones como la siguiente:
    - Me ha insistido en lo de tu madre.
    - Eso ya me lo contaste ayer.
    - No, me refiero a que hoy también lo ha hecho.

    Confusión que no hubiera ocurrido si la primera línea fuera:
    - Me ha vuelto a insistir en lo de tu madre.

    ¿En ese caso no sería correcto?

    ¡Muchísimas gracias!

Los comentarios están cerrados.