Jun 132013
 

Para utilizar bien el punto, tan importante es saber ponerlo como no ponerlo. A continuación tienes los casos principales en que no hay que poner punto. Los enlaces te conducen a explicaciones detalladas.

En su función como signo de puntuación, el punto no se puede combinar con estos otros signos:

• la coma, el punto y coma, los dos puntos,

• los puntos suspensivos,

•  los signos de interrogación o de admiración.

En cambio, cuando lo que tenemos es un punto abreviativo, sí que son posibles las combinaciones mencionadas arriba.

Como norma general, no se usa punto con etiquetas y líneas cortas que no forman parte propiamente de la sucesión de enunciados del texto y que se resaltan tipográficamente convirtiéndolas en líneas aparte que no se integran en ningún párrafo. Concretamente, no se usa punto en los siguientes casos (la lista no es exhaustiva):

• en los títulos,

• en la fecha de cartas y otros escritos,

• en la línea de asunto de correos electrónicos y otros tipos de documentos,

• después de la firma de un mensaje,

• en pies de foto, tabla, ilustración, etc.

Tampoco se utiliza punto en estos otros casos:

• en las siglas,

• en los símbolos alfabetizables (que no hay que confundir con las abreviaturas),

• en los números de año y página,

• como separador de millares.

A quien no tiene mucha soltura con la puntuación se le reconoce porque tiende a pecar por exceso. Te conviene aprender bien todo esto.

 13 de Junio de 2013  ortografía