Mar 142013
 

Los sustantivos y adjetivos terminados en -t forman el plural añadiendo la terminación -s, por ejemplo:

(1) argot – argots

Las palabras con esta terminación son préstamos. La del ejemplo anterior lo es del francés, pero también los hay, entre otros, del latín (2), del inglés (3), del catalán (4) y hasta del checo (5).

(2) El Consejo tiene déficits de funcionamiento [Río Negro (Argentina), acceso: 14-3-2013].

(3) En la nueva versión es posible realizar chats en grupo en los que se podrán incluir hasta 30 integrantes [Expansión (España), 7-3-2013].

(4) Cargó con dos inmensos salchichones, cinco fuets, un lomo embuchado, y se abstuvo de comprar butifarras para seguir el rito de comprarlas en La Garriga [Manuel Vázquez Montalbán: La soledad del mánager, tomado de CREA, acceso: 14-3-2013].

(5) ¿Merecen la pena los robots quirúrgicos? [MIT Technology Review (edición en español), 7-3-2013].

Conviene advertir que para muchos de los préstamos terminados en -et existe una forma castellanizada sin la -t final, por ejemplo:

(6) carnet – carné

(7) chalet – chalé

(8) ticket – tique

Por lo general, es preferible usar la versión castellanizada, que es más sencilla. Para formar el plural se añade simplemente una -s como con cualquier palabra terminada en -e: carnés, chalés, tiques.

No está de más aclarar que, junto a tique, existe una forma tiquete que se utiliza en algunos países y es perfectamente válida. Su plural no presenta ninguna dificultad.

 14 de marzo de 2013  adjetivo, morfología, sustantivo