Oct 292013
 

Aquí tienes las soluciones al ejercicio sobre el queísmo. Cada oración vale un punto.

1. ¿No te das cuenta de que…? [un sustantivo nunca puede introducir una oración subordinada sin ayudarse de una preposición].

2. Es correcta.

3. Es correcta, pero es un caso complicado. Dudar es un verbo con doble régimen. Se puede decir Dudo mucho que lo terminemos Dudo mucho de que lo terminemos. Las dos variantes son correctas, pero es más frecuente la primera, que además es más simple, por lo que resulta más recomendable.

4. Se empeñó en que…

5. Está convencido de que… [un adjetivo necesita una preposición para introducir una oración subordinada].

6. Esta oración es correcta. La semejanza con la oración 5. solo es aparente, pues la estructura es muy diferente: aquí la oración subordinada no depende de necesario, sino que es el sujeto de la oración: Que entiendas el concepto de queísmo es necesario > Esto es necesario.

7. Me alegro de que… [yo me alegro de algo].

8. Esta otra oración es correcta. La estructura que tenemos aquí es Algo me alegra.

9. Tengo unas ganas de que… [al igual que en el caso 1., nos encontramos con una oración subordinada que depende de un sustantivo y estos no pueden introducir oraciones subordinadas si no hay una preposición de por medio].

10. ¿Qué duda cabe de que…?

Para solucionar posibles dudas, lee el artículo sobre el queísmo.

 29 de octubre de 2013  norma, sintaxis, soluciones, verbo