Sep 242014
 

Las rayas son signos de puntuación que se pueden utilizar para delimitar incisos y añadidos diversos en la escritura. Cuando la ortografía exige que en un determinado lugar coincidan coma y rayas, hay que seguir un orden fijo y obligatorio. La coma siempre irá a continuación de la raya de cierre:

(1) Una vez llegados al pueblo —porque al fin y al cabo era un pueblo—, la marquesa y Sisebuto reposaron un rato.

Fíjate en que no se deja espacio entre la raya y la coma.

Estas otras secuencias son siempre incorrectas:

(2) Mal: Una vez llegados al pueblo —porque al fin y al cabo era un pueblo,—

(3) Mal: Una vez llegados al pueblo, —porque al fin y al cabo era un pueblo—

Nunca puede haber una coma justo antes de la raya de cierre ni antes de la primera. Es todo el inciso delimitado por rayas el que se incrusta entre la coma y la palabra a la que normalmente iría esta pegada. Eso es lo que se representa a continuación con la flecha:

(4) Una vez llegados al pueblo⇑, la marquesa y Sisebuto reposaron un rato.

Por lo demás, el uso conjunto de estos signos de puntuación no presenta mayor problema.

 24 de Septiembre de 2014  ortografía