May 162014
 

Víctor: equivalencia de algunoninguno en estructuras negativas

Apreciado Alberto:

Me ha venido a la cabeza una duda sobre el uso de algunoninguno mientras leía el periódico. Lo cierto es que, en más de una ocasión, he utilizado de forma indistinta cualquiera de estas expresiones sin reparar en ello:

(1) El texto contenido en la carta de despido no contiene hecho concreto ninguno que justifique…

(2) El texto contenido en la carta de despido no contiene hecho concreto alguno que justifique…

¿Es correcto? ¿Existe alguna norma al respecto?

Agradeciendo tu respuesta, aprovecho para saludarte muy cordialmente,

Víctor

Respuesta:

Estimado Víctor:

Una de las peculiaridades del español es que alguno adquiere significado negativo cuando va pospuesto a un sustantivo:

(3) No se aprecia indicio alguno de delito.

Alterna en esta posición con ninguno:

(4) No se aprecia indicio ninguno de delito.

Las dos posibilidades son correctas. La diferencia es estilística: este uso de alguno es propio de la lengua culta y literaria.

Mauricio: lo que es

Hola, Alberto:

Siempre he sido un poco quisquilloso con la correcta redacción y la gramática gracias a mi madre. Por eso siento cierta incomodidad cuando escucho frases similares a estas:

(5) El comité directivo se encarga de lo que es la toma de decisiones.

(6) A diferencia del valor presente, el valor actual incluye lo que es el costo de oportunidad.

Mi duda es acerca del uso de lo que es. ¿Es correcto gramaticalmente?, ¿está bien empleado?

Muchas gracias, saludos desde Perú.

Respuesta:

Hola, Mauricio:

Esas son construcciones que permiten resaltar un elemento de la oración, poner el foco de atención sobre él. Es una operación que en lingüística se conoce como focalización (aunque el valor que se le da a este término no es ni mucho menos unitario). En sí, no tienen ningún problema, pero ya se sabe que no hay venenos, sino dosis. Tales construcciones se pueden y deben usar con moderación para dar realce a algo de vez en cuando. Sin embargo, cuando abusamos de ellas se vacían de contenido y acaban convertidas en meras muletillas. Eso es lo que hay que evitar.

Juan: concordancia en perífrasis con haber impersonal

Estimado Alberto:

Primero de todo, enhorabuena y gracias por tu blog. Muy útil, sin duda. Querría saber si el verbo poder debe ir siempre en singular si aparece a la izquierda del auxiliar haber o si cabe que esté en concordancia con el número del complemento al que está vinculado. A continuación un ejemplo:

(7) Se erradicarán todos los virus que pueda haber en el mundo.

Ese pueda ¿podría ir en plural también? Entiendo que pueda haber equivale a haya. Por esa regla de tres, pueda debería ir en singular. Aun así, no acabo de procesarlo: me temo que necesito una explicación con más fundamento. A ver si me puedes echar una mano.

¡Gracias!

Respuesta:

Hola, Juan:

Efectivamente, el verbo poder tiene que ir en singular en (7). El motivo es que lo que tenemos debajo es una construcción impersonal con haber. Compara estas oraciones:

(8) Hay virus en el mundo.

(9) Había virus en el mundo.

(10) Puede haber virus en el mundo.

En todas ellas tenemos la misma construcción impersonal, que exige el singular. El ejemplo (8) es el más sencillo y el más claro. Aquí hay pocas dudas (aunque hay hablantes que dicen cosas como hayn virus). El ejemplo (9) ya les plantea dificultades a más personas, que tienden a hacer concordar el verbo impersonal con su objeto: habían virus. Esto es incorrecto por la sencilla razón de que el verbo toma el número singular o plural del sujeto, pero no del objeto. Si esta oración es impersonal, lógicamente no hay sujeto, con lo cual no tiene sentido que el verbo adopte el número plural por más que tenga al lado un sustantivo en plural. En (10) se nos complica un poco el asunto porque la expresión impersonal va embebida en una perífrasis y, como si dijéramos, disimulada en ella, pero sigue siendo lo que es. El auxiliar (puede) es ahora el portador del número, que hereda de hay:

(11) hay > puede haber

Por tanto, el único número posible para puede es el singular. Decir pueden haber virus es tan incorrecto como hayn virushabían virus.

La regla en español es que el verbo concuerda en número con el sujeto. Sin embargo, esta regla parece que va siendo desplazada poco a poco por otra que diría algo así como “el verbo concuerda con cualquier palabra que tenga más o menos cerca a condición de que esté en plural”. Esta curiosa regla se aplica con especial celo en los telediarios. Fíjate y lo verás.

Pedro: concordancia de género de todo

Hola, Alberto:

Una duda: ¿Benidorm tiene más plazas hoteleras que todo Grecia o que toda Grecia?

Respuesta:

Hola, Pedro:

En este caso la concordancia de todo no tiene mayor dificultad: Grecia es de género femenino y, por tanto, debemos decir toda Grecia. Sin embargo, no me extraña que haya que pararse a pensarlo porque hay otros usos de todo en los que la concordancia es menos evidente. Pensemos en Los niños se presentaron en el salón todo temblorososA la fiesta acudió el todo Buenos Aires. La concordancia de todo puede dar bastante de sí.

Patrick: lo bastante… como para…

Tengo una duda referida a bastante, que muchas veces viene asociado a lo… como para… (por ejemplo, si hablo de un estudiante, sólo diré en francés Il ne travaille pas assez pour réussir o de una pareja Ils ne gagnent pas assez pour acheter une maison. En español, leí la frase siguiente:

(12) Solamente así la escuela no será un esfuerzo inútil, sino que podrá formar a jóvenes que vivirán lo bastante como para hacer fructificar lo aprendido.

No recuerdo que hace cuarenta años cuando empecé a aprender español nos hayan enseñado esta estructura que quizás tenga usos específicos.

Gracias de antemano por tu respuesta

Un saludo,

Patrick

Respuesta:

Hola, Patrick:

La construcción lo bastante… como para… es típicamente hispánica y no es posible en las otras lenguas románicas por la sencilla razón de que ese artículo neutro lo constituye una peculiaridad del español dentro del ámbito románico; de ahí la dificultad que presenta a veces el explicar su uso comparativamente. Hay un matiz semántico entre bastante… como para…lo bastante… como para… que viene introducido por el neutro lo: la segunda construcción implica que se alcanza el grado justo, noción que está ausente en la primera. Tampoco es sencillo el análisis sintáctico de lo bastante dentro del conjunto de la expresión. Gómez Torrego propone considerarlo equivalente a un adverbio. Podemos plantearnos entonces que lo bastante es una forma idiomática (en el sentido de peculiar del español) para decir suficientemente. Si pruebas a hacer la sustitución, verás que normalmente es posible:

(13) No eres lo bastante rico como para comer el caviar a cucharadas.

(14) No eres suficientemente rico como para comer el caviar a cucharadas.

En resumen, quedémonos con que lo bastante es equivalente a suficientemente. Luego está suficientementelo suficientemente, pero mejor ya no nos metemos en más complicaciones.

 16 de Mayo de 2014  dudas