Abr 302014
 

En español apenas hay un puñado de sustantivos y adjetivos terminados en -ch. Por lo general se mantienen invariables en plural:

(1) el zarévich > los zarévich

Algunos de los más frecuentes forman el plural añadiendo -es:

(2) el sándwich > los sándwiches

Otros vacilan todavía entre las dos posibilidades:

(3) el brunch > los brunch / los brunches

Como es fácil apreciar por los ejemplos, se trata en todos los casos de palabras tomadas de otras lenguas y además tienden a mostrar a las claras su condición de extranjerismos. Es esta falta de adaptación a nuestra lengua lo que da pie a las vacilaciones en la formación de su plural, que resultan más notables en aquellos que presentan menor frecuencia de uso.

 30 de abril de 2014  adjetivo, morfología, sustantivo