Oct 062015
 

A bordo es una expresión que significa ‘en el interior de una nave’ y se escribe siempre separada, como en el siguiente ejemplo:

(1) Yo estaba tan orgulloso de encontrarme a bordo del Santísima Trinidad que me llegué a figurar que iba a desempeñar algún papel importante en tan alta ocasión [Benito Pérez Galdós: Trafalgar].

No es necesario que nos estemos refiriendo a un barco. También puede ser un avión, un tren… Lo que me importa es que esta expresión se escribe siempre separada. No hay excepciones.

Abordo, en cambio, es una forma del verbo abordar: yo abordo. Como en el mundo actual no solemos andar al abordaje, hay pocas posibilidades de usar este verbo, como no sea en sentido figurado (e incluso así es raro). Vamos a ver un ejemplo de un uso figurado del verbo:

(2) […] la liviandad con que yo abordo la conversación me lleva a recordar la incapacidad chilena para tomarse en serio la Guerra Fría [Roberto Ampuero: Detrás del muro]

La clave está en el yo. Si no puedes ponerle el pronombre yo delante, no debes escribirlo en una sola palabra. Es una prueba que puedes aplicar para comprobar si lo estás haciendo bien.

En fin, a bordo (separado) y abordo (junto) son dos expresiones con significados completamente diferentes. Eso es lo que trata de reflejar la ortografía al darles tratamientos diferenciados. Si en algún momento te percatas de que estás escribiendo la forma abordo en una sola palabra, puedes dar por hecho que lo estás haciendo mal en el 95% de los casos. Ponle el pronombre yo delante y lo verás.

 6 de octubre de 2015  ortografía