Oct 202015
 

Hay personas que confunden a cabo y acabo. Sin embargo, se trata de expresiones diferentes que es fácil utilizar de la manera adecuada. Vamos a verlo todo poco a poco para que se entienda la diferencia.

A cabo (separado) forma parte de la expresión llevar a cabo, como en este ejemplo:

(1) En esta visita, Francisco me solicitó la opinión sobre los resultados de la restauración que estaba llevando a cabo [Rafael Chirbes: En la orilla].

El cabo de una cosa es el extremo, es decir, el final. Por eso llevar a cabo significa ‘llevar algo hasta el final, concluir’ y, por extensión, ‘realizar’, que es el sentido que tiene en el ejemplo (1).

En el momento en que aparezca el verbo llevar, tienes que escribirlo separado. Para acordarte, puedes pensar en que este verbo se lleva una palabra a un extremo (a un cabo) y la otra palabra al otro extremo (al otro cabo).

En cambio, acabo (junto) es una forma del verbo acabar: yo acabo. Vamos a ver también un ejemplo para que quede claro:

(2) Me acabo de encontrar esta carta [Mario Vargas Llosa: El héroe discreto].

Acabo en una sola palabra siempre admite el pronombre yo:

(3) Yo me acabo de encontrar esta carta.

Espero que lleves a cabo estas pequeñas operaciones cada vez que te surjan dudas con la ortografía de a cabo y acabo.

 20 de octubre de 2015  ortografía