Ago 272015
 

Resolvemos la ultima tanda de consultas lingüísticas de la temporada como continuación de la emisión radiofónica.

Mónica se interesa por el uso del verbo remarcar como sustituto de ‘recalcar’ o ‘subrayar’. Este verbo entró en español como préstamo del francés remarquer. Últimamente se ha visto reforzado por el inglés remark. La Academia ya lo admite. Aun así, yo lo dejaría como último recurso, para utilizarlo cuando no quede más remedio. Antes echaría mano de alternativas como destacar, resaltar, recalcar o hacer hincapié.

Ángel se pregunta si es correcto el uso del condicional en expresiones como quien después sería nombrado ministro o que con el tiempo llegaría a ser campeón olímpico. ¿No sería preferible decir simplemente quien después llegó a ser nombrado ministro, que con el tiempo llegó a ser campeón olímpico?

Pues bien, Ángel, sí que son correctos los ejemplos que mencionas en primer lugar. El condicional es el futuro del pasado, o sea, nos sirve para hablar de acciones futuras en oraciones con verbos en pasado. Esto se ve muy bien en el estilo indirecto. Yo puedo afirmar lo siguiente:

(1) Juro que volveré.

Si después un tercero relata mi intervención, la convertirá en esto otro:

(2) Juró que volvería.

Como ves, en (2) ambos verbos se han desplazado hacia el pasado. Juro se convierte en juró, mientras que el futuro volveré es sustituido por el condicional volvería. De manera similar, cuando alguien dice que con el tiempo llegaría a ser campeón, lo que tiene en su cabeza es una expresión como esta, que le sirve de base: con el tiempo llegará a ser campeón.

Los valores de los tiempos verbales son riquísimos. El presente puede servir para hablar del presente, del pasado o del futuro. El tiempo de futuro apenas se usa para hablar del porvenir, pero nos permite dar órdenes, regañar o hacer conjeturas. Si fuéramos revisando uno por uno los diferentes tiempos verbales, nos encontraríamos con que permiten expresar en el discurso una amplísima gama de valores.

Juan Carlos quiere saber cómo se forma el plural de las siglas. Tengo un artículo escrito sobre esa cuestión que nos viene que ni pintado. Sigue el enlace y lo encontrarás.

Shanna me pregunta desde Estados Unidos por el uso de deber en español. Me propone este ejemplo, que le gustaría traducir:

(3) You should always leave the light on in the living room when you leave the house.

El verbo deber suele tener un tinte moral:

(4) Debes respetar a las personas mayores.

Por eso no sería la mejor opción aquí. Sí podríamos utilizar, en cambio, tener que:

(5) Tienes que dejar la luz encendida.

Una diferencia curiosa entre el español y el inglés es que nosotros somos mucho más mandones. No nos asusta utilizar el imperativo. Podemos decir esto tranquilamente:

(6) Deja la luz encendida.

Se le puede quitar un poco de hierro a ese imperativo añadiendo haz el favor o, simplemente, con la entonación.

También podemos recurrir a la expresión impersonal hay que:

(7) Hay que dejar la luz encendida.

Y con esto se cierra por el momento nuestro consultorio lingüístico. Quizás encontremos más adelante un medio de comunicación que lo pueda y quiera albergar.

 27 de agosto de 2015  dudas