May 252015
 

El tiempo verbal de futuro prácticamente para lo que menos se usa en la actualidad es para hablar del futuro. Sin embargo, esto no quiere decir que esté cayendo en desuso, pues su riqueza semántica va más allá de la expresión de lo venidero. Uno de los valores que adquiere a menudo es el de mandato, como en este ejemplo:

(1) ¡Te callarás!

Para que el futuro admita una interpretación de mandato, es necesario que nos estemos dirigiendo a un o un usted.

El futuro de mandato es muy habitual en la lengua oral y coloquial, pero no es ni mucho menos exclusivo de esta. Los diez mandamientos bíblicos se tradujeron al español con el futuro:

(2) No robarás.

Los tiempos verbales permiten expresar más valores de los que dan a entender denominaciones como presente, futuro, etc.

De todas formas, si supieras cómo se formó el actual tiempo de futuro del español, no te sorprenderías de que este se pueda utilizar para dar órdenes.

 25 de Mayo de 2015  verbo