Abr 082015
 

Lo normal en español es que los apellidos no cambien de forma en plural:

(1) Los Martínez

(2) Los Ordovás

(3) Los Barragán

(4) Los Cabrera

Es más, los que terminan en -s o en -z nunca cambian por más que queramos. Si eres hablante nativo, prueba a añadirles una terminación de plural a los ejemplos (1) y (2) y verás cómo la rechazan.

Los demás, en general, pueden adoptar la forma de plural, pero no es ni lo más habitual ni lo más recomendable:

(5) Los Barraganes

(6) Los Cabreras

La opción más segura es mantener la forma del singular para el plural, tal como se muestra en los ejemplos (3) y (4).

Sí es normal el plural cuando no nos referimos a los miembros de una familia, sino simplemente a personas que comparten un mismo nombre, por ejemplo:

(7) ¿Cuántos Garcías habrá en España?

Los nombres de dinastías se comportan de manera especial. Lo más normal es que se mantengan invariables en plural, como ocurre con los otros apellidos:

(8) Los Saboya

(9) Los Braganza

Sin embargo, para ciertas familias sí que existe la costumbre de formar el plural:

(10) Los Borbones

(11) Los Austrias

(12) Los Capetos

No debemos considerar esta distinción como absoluta. Podemos encontrarnos textos que hablen de los Braganzas o los Borbón, lo cual es correcto y aceptable (por más que no sean estas las opciones más frecuentes).

 8 de Abril de 2015  morfología, nombre propio