Abr 012015
 

Los sustantivos y adjetivos terminados en -d forman el plural añadiendo la terminación -es:

(1) el abad > los abades

(2) la pared > las paredes

El grupo más numeroso, con diferencia, es el de las palabras que terminan en -dad:

(3) la atrocidad > las atrocidades

(4) la antigüedad > las antigüedades

Aparte del mencionado grupo, apenas tenemos un puñado de sustantivos y adjetivos terminados en -d.

Tampoco son muy numerosos los préstamos. Algunos de ellos mantienen el plural de la lengua originaria, como, por ejemplo, el inglés skinhead:

(5) el skinhead > los skinheads

Para otros la Academia ya propone que sigamos el modelo español:

(6) el raid > los raides

Lo normal sería que los préstamos terminados en -d adoptaran la desinencia -es a medida que se fueran integrando en nuestra lengua.

 1 de Abril de 2015  adjetivo, morfología, sustantivo