Ene 122016
 

En español la hache no se pronuncia. Palabras como hola, búho y deshonroso suenan así, respectivamente:

(1) [óla]

(2) [búo]

(3) [desonrróso]

Esta letra permite diferenciar en la escritura homófonos como los siguientes:

(4) a (preposición)/ha (verbo)/ah (interjección): [a]

(5) ola (sustantivo)/hola (interjección): [óla]

(6) izo (del verbo izar)/hizo (del verbo hacer): [ízo]

En préstamos de lenguas como el inglés (7) o el alemán (8), la hache sí que suena. En estos casos su pronunciación se asimila a la de la jota:

(7) hándicap: [jándicap]

(8) hámster: [jámster]

Quienes pronuncian la jota rascando en la garganta (por ejemplo, en Castilla), adoptarán esta articulación para la hache de los préstamos. Quienes normalmente leen la jota como una aspiración, aspirarán también estas haches prestadas.

La hache, además, se combina con la ce para formar el dígrafo ch:

(9) chato [cháto]

(10) echar [echár]

Funciona en estos casos como un signo diacrítico que nos indica que hemos de sustituir la pronunciación normal de la ce por un sonido diferente que se articula apoyando la lengua contra el paladar.

A la hora de aplicar las reglas de acentuación, es importante tener en cuenta que la hache no deshace los diptongos. Fíjate en cómo se dividen en sílabas palabras como buhardillaahuyentar:

(11) buhar·di·lla

(12) ahu·yen·tar

Esto es así porque la hache en español es muda y, por tanto, a efectos de acentuación ortográfica es como si no estuviera.

Por esto mismo, la hache intercalada tampoco exime de poner tilde en palabras en las que se rompe un diptongo, por ejemplo:

(13) búho

(14) vehículo

Esta consonante tampoco afecta a la regla que exige artículo masculino ante nombres femeninos que empiezan por a tónica. Por eso decimos lo siguiente:

(15) el hacha robada

(16) un hambre canina

La terminación de los adjetivos nos muestra que hacha y hambre son nombres femeninos por más que aparezcan acompañados de artículos que tienen forma masculina. La regla en cuestión se rige por la pronunciación. Por eso se aplica aunque haya una hache por medio.

En resumen, la hache en español no suena, salvo en algunos préstamos. Cuando se asocia con una ce, sirve para indicar la presencia de un sonido especial. Esta consonante nunca afecta a la aplicación de reglas que dependen de la pronunciación de las palabras.

 12 de enero de 2016  , ,