Sep 272016
 

Serendipia es un nombre que hemos tomado prestado del inglés. Aunque pueda resultar sorprendente, ya está incluido en el Diccionario de la lengua española, de modo que podemos utilizarlo con las bendiciones de nuestros académicos.

La serendipia consiste en realizar un descubrimiento afortunado por pura casualidad mientras se está buscando otra cosa. Es lo que castizamente siempre hemos llamado encontrar algo de chiripa o de carambola. El siguiente ejemplo contribuirá a aclarar el sentido:

(1) La historia de la ciencia está llena de serendipias. Científicos tan célebres como Einstein, Alexander Fleming o Louis Pasteur reconocieron lograr importantes hallazgos fruto de la casualidad. No se trata exactamente de suerte, sino de un descubrimiento inesperado fruto de otra búsqueda distinta, o la improvisación, incluso de la creatividad que solo surge cuando estamos desesperados por encontrar el método correcto [El Mundo (España): 25-4-2016].

Uno de los casos más notables de serendipia es probablemente el descubrimiento europeo de América. Colón zarpó hacia occidente con la idea de abrir una nueva ruta hacia la India. En lugar de eso, se topó con América. No es lo que andaba buscando, pero tampoco está nada mal.

La palabra inglesa serendipity es un invento del escritor inglés Horace Walpole, que a mediados del siglo XVIII explicaba su significado en una carta dirigida a un amigo. Traduzco el fragmento en cuestión a partir del texto que he localizado en el diccionario Merriam-Webster:

La verdad es que este descubrimiento es prácticamente del tipo que yo llamo serendipia, una palabra muy expresiva que, aprovechando que no tengo nada mejor que hacer, voy a intentar explicarte. Lo entenderás mejor sabiendo de dónde se deriva que con una definición. Una vez leí un cuento de hadas bastante tonto que se titulaba “Los tres príncipes de Serendip”. Según iban viajando, sus altezas iban descubriendo constantemente por casualidad y sagacidad cosas que no estaban buscando.

SerendipSerendib es uno de los antiguos nombres de Sri Lanka y también tiene su miga. Viene del árabe Sarandib, que es una deformación del sánscrito Sinhaladvipa, o sea, “la isla donde habitan los leones”.

En fin, me da igual si es por serendipia o por pura chiripa, pero espero que hagas muchos descubrimientos afortunados a partir de ahora.

 27 de Septiembre de 2016  etimología, léxico, sustantivo