Ejercicio

1. Todos los participios admiten terminaciones de femenino y de plural (por ejemplo, acabado, acabada, acabados, acabadas).
2. Normalmente, los participios tienen un significado pasivo.
3. Las palabras que terminan en -nte solamente tienen una terminación. Femeninos como clienta, asistenta o presidenta son un error grave que conviene desterrar.
4. Algunos participios admiten superlativos (por ejemplo, conocidísimo).
5. Algunos participios admiten diminutivos (por ejemplo, calladito).
6. En español existen dos participios: participio de presente (presidente) y participio de pasado (presidido).
7. En la lengua actual, el participio es invariable en los tiempos compuestos de la conjugación, es decir, no admite terminaciones de femenino o plural. Podemos decir habré leído, pero no habré leída o habré leídos.
8. En los tiempos compuestos de la conjugación, dos palabras asumen conjuntamente la función verbal. Por ejemplo, la combinación habíamos comido funciona en conjunto como verbo.
9. Los tiempos compuestos de la conjugación se forman con haber + participio.
10. Algunos participios han desarrollado un significado activo además del pasivo. Por ejemplo, una persona pesada puede ser alguien con mucho peso (significado pasivo: es algo que le sucede a esa persona), pero también puede tratarse de alguien que resulta molesto o enfadoso para los demás (significado activo: tiene que ver con lo que esa persona hace).