Etimología de 'trabajo'

Trabajo viene del latín tripalium, que significaba literalmente ‘tres palos’ y era un instrumento de tortura formado por tres estacas a las que se amarraba al reo.

Mediante una evolución metonímica, adquirió el sentido de ‘penalidad, molestia, tormento o suceso infeliz’ (Dicccionario de la lengua española: trabajo, 9.). Es decir, este nombre pasó de designar un instrumento de tortura a referirse a uno de los efectos de la tortura: el sufrimiento. Esto supuso perder los rasgos más específicos del significado: ya no hay aquí maderas, ni se ata a nadie a ningún sitio. Eso es lo que significa en este ejemplo de finales del siglo XVII:

[...] quando veais que Dios embia trabajos, hambres, necessidades y guerras, no os aflijais ni penseis que Dios no se acuerda de vosotros, que no ay quando mas os quiera que el dia que os dà trabajos: ya la persecucion, ya la enfermedad, ya la muerte del padre, ya la del marido, ya la pobreza [...] [Cristóbal Lozano: El Rey penitente: David arrepentido, 3.ª impresión, Valencia, 1698]

Si el sufrimiento lleva unida una retribución económica, ya está aquí nuestro actual concepto de trabajo. Se trata nuevamente de una evolución de índole metonímica, pues el sufrimiento está presente en cualquiera de las actividades con las que nos ganamos el pan. Pensemos, sin ir más lejos, en los trabajos tradicionales del campo. Cualquiera que haya vendimiado sabe lo que es el dolor de riñones, helarse por la mañana, sudar al mediodía, mojarse cuando llueve…

No, si al final va a resultar que tampoco se está tan mal en la oficina… ¿o sí?

 

3 pensamientos en “Etimología de 'trabajo'

  1. homínidos

    El sufrimiento no es consustancial a cualquier actividad para “ganarse el pan”. Así lo han impuesto las civilizaciones desde que esclavizaron a la mayoria de la gente y siguen haciéndolo cambiando la sal por el salario. El 99% del tiempo que trabajamos en las sociedades civilizadas no es para comer (ganarse el pan) sino para pagar la especulación de los recursos básicos, por ejemplo la vivienda bajo forma de hipoteca o alquiler.

    Y la vendimia -para el 90% de los que la sufren, pues el propietario no cosecha generalmente- es otro ejemplo de trabajo asalariado, no es un ejemplo de ocupación agrícola alternativa al trabajo, pues el cultivo -que no es trabajo- de la tierra, cuando es para alimentación familiar sólo ocupa de una a dos horas por día. Es lo que “trabaja” un horticultor-recolector, tanto en el siglo XXI -los que aún sobreviven al impacto de las civilizaciones- cómo anteriormente, cómo lo hemos hecho durante centenares de miles de años antes de los últimos 10.000 años. El horticultor-recolector disfruta de la recolección y el cultivo en familia y con la tribu, teniendo la mayoría del día para compartir libremente su tiempo con ellos. Eso es absencia de trabajo en la actividad horticultora y no el trabajo agrícola-industrial que hay ahora para recordarnos que no nos quejemos de la oficina. Por cierto, he trabajado -en el sentido etimológico- en la vendimia -físicamente muy duray cómo cualquiera de los trabajos asalariados que he realizado en mi vida, me ha dado la sensación de ausencia de dignidad y de esclavitud, consustancial al origen y presente de la palabra salario.
    Un saludo, y gracias por mantener páginas sobre etimología de las palabras (lo que a menudo revela esas grandes metáforas que damos por verdades).

  2. Jose Romo

    Primeramente saludos, y es agradable hallar páginas sobre etimología de las palabras ya que nos ayudan a entender mejor el mundo que nos rodea.

    En la universidad mi profesor de Historia de la lengua me dio a entender que el tripalium era el instrumento que usaban los animadores de los remeros en los barcos antiguos. Consistia en un mango de madera con tres tiras de cuero y en sus extremos finalizaban en una especie de nudo y con este instrumento azotaban al que dejaba de remar o “no queria trabajar”.

  3. Guillermo

    La verdad, no es la elección entre esto o lo otro sino la contradicción que hay enre esto y aquello. Trabajo siempre es una condena porque lleva aparejado el dinero, el futuro; lo que se hace no por dinero no es trabajo, será otra cosa pero no trabajo; la penalidad se produce cuando entra el dinero por medio,dice el pueblo: sarna con gusto no pica,lo que es penoso si no tiene dinero deja de ser una condena.

Los comentarios están cerrados.