‘Azúcar': un caso especial de nombre ambiguo en cuanto al género

Azúcar es un nombre ambiguo en cuanto al género, es decir, un nombre que se puede usar tanto en masculino como en femenino sin que cambie su significado. En los dos ejemplos siguientes vemos cómo se puede decir tanto azúcar moreno como azúcar morena:

(1) El azúcar moreno y el azúcar blanco de las Indias Occidentales Francesas […] nunca apareció en Londres o Bristol, salvo como botín de guerra […] [Guillermo Morón: Historia general de América]

(2) Los nuevos colonos yanquis veían con desprecio al español, […] que seguía moliendo su azúcar morena […] [José Vasconcelos: Ulises criollo]

Lo que hace especial a azúcar en comparación con otros nombres ambiguos en cuanto al género es que se combina con el artículo masculino también cuando se usa en femenino:

(3) Los propios industriales refresqueros han devaluado el azúcar refinada en 15 y 20 por ciento […] [Época: Semanario de México, 5-8-1991]

Se comporta en esto como los nombres femeninos que empiezan por a tónica. Sin embargo, azúcar comienza por a, pero el acento no recae en esa sílaba.

Azúcar también se puede combinar con el artículo femenino. Esto es correcto pero poco frecuente. Veamos un ejemplo:

(4) […] el comercio de la azúcar está manejado por comercializadores internacionales […] [Época: Semanario de México, 5-8-1991]

Este uso es claramente minoritario. Una búsqueda con Google a 8 de noviembre de 2007 arroja nada más y nada menos que 1 980 000 documentos para la cadena exacta el azúcar, frente a 99 000 para la azúcar. La proporción es, por tanto, de 20 a 1 a favor del determinante masculino.

Como ocurre con otros sustantivos ambiguos en cuanto al género, ciertas combinaciones son fijas. Esto implica que no pueden cambiar de género. Por ejemplo, azúcar blanquilla solo se usa en femenino. Hasta tal punto es así que el autor del siguiente ejemplo se vio obligado a respetar la forma femenina aunque en todos los otros casos utiliza el masculino:

(5) Azúcares crudos: azúcar terciado, azúcar blanquilla […] y azúcar granulado [Anales de Bromatología, 1967, vol. 19, p. 247]

Y esto es lo que te tenía que contar sobre el nombre azúcar. Espero no haberte empalagado.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

3 pensamientos en “‘Azúcar': un caso especial de nombre ambiguo en cuanto al género

  1. Raquel

    ¡ Cuánto azúcar habré utilizado hasta ahora !.. y la cantidad de veces que he dudado si era “cuánto” o “cuánta… Muy curioso. Muchas gracias.

  2. Juan Carlos Cartola

    ¿Tanta ambigüedad de género se deberá a que azúcar proviene del árabe y no la hemos sabido acomodar en español?

  3. Margarita

    Y yo que creía que era femenina la palabra y que sólo se usaba el determinante en masculino… Más fácil para entenderlo ahora. Es ambiguo su género. Ok. Gracias.

Los comentarios están cerrados.