Oct 212008
 

Si nos fijamos en el sustantivo guardés, nos daremos cuenta de que tiene una forma poco habitual para el castellano. Esto es así porque se trata de una formación regresiva a partir del femenino guardesa.

El par originario era guarda y guardesa. Este femenino presenta la misma terminación -esa que encontramos en abadesa o condesa. Solo un puñado de sustantivos forman así el femenino y suelen pertenecer a registros cultos. Es probable que a muchos hablantes les sonara raro. Los hablantes de cualquier lengua no suelen tener mayor inconveniente en oír cosas que no entienden. Están acostumbrados desde pequeñitos. Lo que no soportan es decir cosas que no entienden. Cuando se encuentran en ese brete, buscan una explicación a su manera.

En el caso que nos ocupa, la solución fue inventarle a guardesa un masculino guardés. Así, todo encajaba. En lugar del femenino en -esa teníamos simple y llanamente un femenino en -a. Se había producido un reanálisis, es decir, se reinterpretaron las fronteras morfológicas y donde teníamos una estructura guard-esa algunos empezaron a ver guardes-a.

El antiguo masculino guarda no desapareció, sino que quedó como un término de significado general aplicable a cualquiera que desarrolla tareas de vigilancia. Guardés/guardesa se especializó semánticamente y se utiliza, sobre todo en su forma plural los guardeses, para referirse a quienes guardan una casa o una finca, generalmente viviendo en ella. Con este significado está recogido en el diccionario.

 21 de Octubre de 2008  morfología, sustantivo

  3 comentarios en “El guardés, la guardesa y el guarda”

  1. Claro que es interesante. Pensaba que las palabras guardés y guardesa se habían creado originariamente por ser sus funciones notablemente diferentes de las de los guardas, ya que los guardeses en las fincas no se limitan a guardar sino que realizan una gran variedad de faenas agrícolas y ganaderas, siendo los principales trabajadores de una finca. Ahora sé que se trata de una formación regresiva y todo eso, pero la especialización ha sido oportuna. Por cierto, el femenino de guarda supongo que será igual, la guarda.

  2. Ciertamente muy interesante, de verdad me ha gustado mucho toparme con este blog. Estoy leyendo sus artículos y de verdad tengo que decirle que me gusta mucho. Felicitaciones y muchas gracias por el trabajo que hace.

  3. Me uno al club del ‘muy interesante’. Me ha resuelto una duda casi existencial.