Oct 032008
 

Para los nombres y adjetivos terminados en –i tónica, coexisten dos plurales diferentes, uno en -s y otro en -es:

(1) En la ermita de Lomos de Orios, […] me dijo Luisvi (el santero) que había visto subir a unos montañeros del club Sherpa de Logroño con los esquís al hombro [Montes, acceso: 2-10-2008].

(2) Es lo que tenemos los enfermos, que contamos el tiempo que queda para volver a ‘calzarnos’ los esquíes y volver a deslizarnos por la nieve [El Planeta Imaginario, acceso: 2-10-2008].

Esto probablemente ya lo sabías y lo que te preguntas es cuándo se utiliza el uno y cuándo el otro. Lo que tenemos aquí, más que una norma estricta, son tendencias. En general, las palabras pertenecientes a registros cultos, tienden a mantener la terminación –es. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con los gentilicios (adjetivos de procedencia geográfica):

(3) Los panecillos marroquíes especiados son otra delicia que acompaña muy bien a distintas comidas […] [Gastronomía y Cía, 31-8-2008].

Esto nos lo confirma nuestro querido Google. Una búsqueda exacta para marroquíes arroja 1 300 000 documentos frente a tan solo 39 700 para marroquís [1-10-2008], es decir, un 97% de las apariciones para una y tan solo un 3% para la otra. Lo que predice la gramática se confirma, por tanto en el uso.

Las palabras de registros más populares, en cambio, prefieren el plural en -s, por ejemplo, pirulís, popurrís:

(4) La anterior canción es una traducción aproximada de la canción Les Sucettes (Los pirulís), compuesta por Gainsbourg (quién si no) [Joel Loves Clementine, 7-6-2008].

(5) [La canela] También se emplea a menudo para hacer almohadillas perfumadas y popurrís de flores olorosas [Casa y Jardín, 1-10-2008].

Aquí hay que evitar el plural en -es.

Hay también un grupo de palabras que no se decantan claramente. Por ejemplo, el motor de búsqueda de Google devuelve 20 200 documentos para bisturís y 17 600 para bisturíes [1-10-2008]. La diferencia es, pues, poco significativa. En el caso de esquís/ esquíes, que era el que daba título al artículo, las dos formas se consideran correctas y tienen uso.

Hay incluso un sustantivo con tres plurales correctos:

Maravedí > maravedís, maravedíes, maravedises

En la práctica, hacemos poco uso de esta palabra porque se refiere a una realidad (una unidad monetaria) que ya no existe. Hecha esta salvedad, la forma más corriente es maravedís, ocasionalmente se puede presentar maravedíes y solo en textos antiguos encontraremos maravedises.

El lector perspicaz probablemente se habrá percatado de que el plural maravedises tiene que ver con otro que aparece popularmente en nombres terminados en vocal tónica, por ejemplo:

Pie > pieses

Café > cafeses

Ni que decir tiene que estos otros plurales no son normativos.

Por último, el plural de (afirmación) es siempre síes, mientras que el de si (nota musical) es sis (este último, al menos, virtualmente; no he podido documentarlo en la práctica):

(6) Síes 205, Noes 228. Rechazada la moción [Desde Washington, acceso: 2-10-2008].

También te puede interesar la formación del plural de nombres y adjetivos terminados en -u tónica (por ejemplo, tabús/ tabúes) porque es un caso análogo al que estamos estudiando.

En definitiva, la formación del plural de los nombres y adjetivos terminados en -i tónica no es un problema baladí… y si fueran varios no serían baladíes.

 3 de octubre de 2008  adjetivo, morfología, sustantivo