mar 222011
 

El sustantivo entusiasmo procede del griego enthousiasmós, que viene a significar etimológicamente algo así como ‘rapto divino’ o ‘posesión divina’.

En efecto, el sustantivo griego está formado sobre la preposición en y el sustantivo theós ‘dios’. La idea que hay detrás es que cuando nos dejamos llevar por el entusiasmo es un dios el que entra en nosotros y se sirve de nuestra persona para manifestarse, como les ocurría —creían los griegos— a los poetas, los profetas y los enamorados.

Todos ellos estaban poseídos por la divinidad y por ello merecían respeto y admiración, pues llegaban a alturas que no podían ni siquiera vislumbrar las gentes de a pie, por no decir pedestres.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on Facebook0Share on Google+4Tweet about this on Twitter17
 22 de marzo de 2011  , ,

  8 comentarios en “Etimología de ‘entusiasmo’”

  1. Alberto muchas gracias por tu información. Me encanta conocer la etimología de las palabras. Es una afición o curiosidad que tengo desde que en el Bachillerato (hace unos mil años)estudié latín. Tuve la gran suerte de tener un profesor de latín de los que te hacen amar a esa lengua y aunque mi vida profesional se encaminó hacia el vulgar mundo de la Economía, la semilla del latín la llevo muy dentro. De griego, sin embargo, no tengo ni idea.
    Un saludo

  2. Alberto:
    ¡Qué bueno que algún dios se instale en nuestro corazón! Entusiasmo y poesía no siempre se dan la mano, el poeta no debería ser indiferente a las palabras y buscar no tanto su belleza cuanto su significado. Más que el dios del entusiasmo, busquemos el dios de la pasión.
    ¡Gracias, maestro!
    Un abrazo,
    Cecilio

  3. ¡Bendito entusiasmo!

  4. ¡Me encantó! Estoy tan entusiasmada que voy a compartir este enlace…
    Saludos y gracias, Alberto.

  5. Me gustó la entrada pero, para compensar tanta extaltación deísta, debo decir que es una pena que queden incrustadas en el lenguaje tantas marcas debidas a la superstición y a antiguas creencias atávicas. Amén.

  6. Me gusta la palabra ‘éxtasis’ que también proviene del griego y significa “salida de sí mismo”. Hace referencia a un estado místico del alma que se une a Dios.

  7. Hola, Alberto.
    Una entrada muy curiosa e interesante. Me gustaría felicitarte por el blog, que me saca de muchos apuros en caso de dudas.

    A mí me encanta la palabra “armonía”, que era el nombre de una ninfa, hija de Afrodita, la diosa del amor, y de Ares, el dios de la guerra.
    ¡Saludos!
    Jordi

  8. Me parece una maravilla este blog. Además de rigor, denota pasión, entusiasmo y, al tiempo, dinamismo y energía; así debe de ser su autor.