Jun 152015
 

Cuando introducimos en un texto una lista cuyos elementos ocupan líneas independientes, debemos asegurarnos de que esta sea homogénea, es decir que todos los elementos tengan la misma estructura.

La siguiente lista está redactada correctamente:

Las familias de los niños que acudirán al campamento han de asegurarse de que estos:

—Estén debidamente vacunados.

—Tengan una copia de la tarjeta sanitaria.

—Traigan rellena la ficha de intolerancias alimentarias y alergias.

—Dispongan de la medicación necesaria en caso de estar siguiendo algún tratamiento.

Todos los elementos de la lista son oraciones completas que empiezan con un verbo. Esto le facilita la vida al lector porque sabe lo que se va a encontrar a medida que vaya leyendo. Si le cambiamos la estructura en cada uno de los elementos, le despistamos. Por eso, esta otra lista no es aceptable:

Para la excursión del sábado necesitamos todo esto:

• botas para caminar,

• que llenéis la cantimplora antes de salir,

• decid en casa que os echen un bocadillo,

• ¡un poquito de alegría!

La lista anterior es un auténtico desastre. Cada uno de los elementos tiene una estructura diferente. Para corregir esto, hay que unificar. Si el primer elemento de la lista empieza con un sustantivo, todos los demás deben empezar con un sustantivo. Así queda la lista de arriba una vez que la corregimos:

Para la excursión del sábado necesitamos todo esto:

• botas para caminar,

• cantimplora llena,

• bocadillo (que os traeréis de casa),

• alegría para el camino.

Lo mismo nos da que los elementos de la lista estén introducidos por números (1, 2, 3…), letras (a, b, c…), rayas (—), boliches (•) o cualquier otro elemento tipográfico. Siempre se aplica el mismo principio.

También te puede interesar saber cómo se utilizan el punto y la coma en las listas.

 15 de junio de 2015  gramática