Infinitivo fático o radiofónico

Qué es el infinitivo fático o radiofónico

En el módulo Uso del Infinitivo, Gerundio y Participio, muestro diferentes posibilidades que el infinitivo te brinda para transmitir tus ideas. Algunas son formales y otras, coloquiales; pero todas tienen su lugar en el habla y en la escritura. En cambio, el infinitivo fático o radiofónico te conviene desterrarlo lo más rápidamente posible.

Se le denomina infinitivo radiofónico porque se empezó a extender en la radio en las últimas décadas del siglo XX. De allí saltó a otras situaciones orales e, incluso, a la lengua escrita. Se trata de un uso muy particular en que el infinitivo funciona como verbo principal de una oración. Está condenado por la norma; pero, por encima de eso, es una catástrofe desde el punto de vista del estilo y la comunicación. Harás bien en evitarlo.

Para empezar, te voy a presentar un ejemplo y después describiré las características del dichoso infinitivo radiofónico:

(1) Por último, recordarles que el plazo de inscripción se cierra el 15 de junio.

El ejemplo anterior está construido alrededor del infinitivo recordar. Es el verbo principal de la oración. Estos dos complementos dependen de él:

Formulario suscripción (#5)

Suscríbete
gratis

Los errores de lengua minan la credibilidad. Recibe cómodamente artículos y vídeos semanales para escribir mejor. No tiene ningún coste. Además, te llevarás gratis un magnífico manual de acentuación en PDF.

  • les (‘a ustedes’)
  • que el plazo de inscripción se cierra el 15 de junio

¿Y quién es el sujeto? No nos lo dicen. El infinitivo es una forma no personal. Por tanto, el sujeto queda sin especificar. Habrá que recuperarlo a partir del contexto. Será casi siempre un yo o, quizás, un nosotros.

Ese ejemplo necesita urgentemente un verbo en forma personal. Lo correcto y adecuado es esto otro:

(2) Por último, les recuerdo que el plazo de inscripción se cierra el 15 de junio.

Puedes emplear una infinidad de fórmulas diferentes. Te doy algunas ideas:

  • quiero recordar
  • deseo recordar
  • recordaré
  • he de recordar

Lo importante es que incluyas un verbo en forma personal. Todas y cada una de las soluciones anteriores contienen su verbo conjugado. Te los muestro aquí aislados para mayor claridad:

  • quiero
  • deseo
  • recordaré
  • he

Características

Vas a reconocer el infinitivo radiofónico porque presenta características muy marcadas. En primer lugar, suele aparecer al principio o al final del discurso (sobre todo, al final). Es una fórmula de apertura o de cierre que a algunos se les antoja original o, quizás, culta (cuando es todo lo contrario de lo uno y de lo otro).

En segundo lugar, se asocia principalmente con situaciones formales: exposiciones orales ante un público, discursos políticos, presentaciones comerciales, programas de radio que buscan un tono elevado, etc.

Por último, este uso del infinitivo se da con verbos de lengua, por ejemplo:

  • decir
  • expresar

A menudo, se trata de verbos que no son propiamente de lengua, pero que adquieren una interpretación de lengua en ese contexto determinado. Estos son algunos de los más típicos:

  • recordar
  • destacar
  • añadir

Por qué te conviene evitarlo

¿Por qué te conviene huir del infinitivo radiofónico como alma que lleva el diablo? Para empezar, es incorrecto desde el punto de vista de la norma lingüística. Eso es motivo suficiente de por sí. Pero, además, ya hemos visto que el infinitivo carece de terminaciones de persona y tiempo. Precisamente, esos son elementos que anclan la comunicación en un momento determinado con unas personas concretas: yo estoy aquí ahora y estoy hablando contigo.

Al enmascarar la persona verbal, pierdes una ocasión preciosa para establecer una relación directa entre el yo que habla y las personas que escuchan. Esa relación es el elemento más preciado de la comunicación. Y lo suprimes en un momento crucial como es la apertura o el cierre del discurso: justo cuando necesitas entablar esa relación o cuando estás a punto de despedirte y dispones de la última oportunidad para conectar con tu público.

Este es mi consejo: olvídate de una vez y para siempre de fórmulas estereotipadas y relamidas como esta. Eres una persona que habla con otras personas. Más allá del infinitivo radiofónico, si recuerdas esta idea tan sencilla, tienes ganado el cincuenta por ciento cuando te pongas a hablar o escribir.

Resuelve ahora el ejercicio. Te va a servir para deslindar el infinitivo radiofónico de otros usos que sí pueden ser correctos.

Ejercicio: infinitivo fático o radiofónico

1. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

En resumen, exigir lo que es nuestro no es ningún delito.

2. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

Antes de despedirnos, recordarles que mañana estaremos aquí a la misma hora.

3. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

En definitiva, escuchar este discurso soporífero sin salir corriendo tiene mérito.

4. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

En resumen, el comer y el rascar todo es empezar.

5. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

Por último, agradecerles que hayan escuchado este discurso soporífero sin salir corriendo.

6. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

No tocar. Peligro de muerte.

7. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

Al principio, mucho prometer y después nada.

8. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

En primer lugar, rogarles que no se agolpen en las entradas.

9. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

Que quede claro desde el principio: pedirles que renuncien a sus derechos es un abuso.

10. ¿Es correcto el uso del infinitivo en el siguiente ejemplo?

Recordarles antes de despedirnos que mañana estaremos aquí a la misma hora se ha convertido ya en una costumbre.


 

Vídeo: infinitivo fático o radiofónico

YouTube video