Dic 102013
 

Pues bien, aquí tienes las soluciones al ejercicio sobre el leísmo. Como de costumbre, cada oración vale un punto.

a) —¿Qué es de Sisebuto? —No sé, hace mucho que no le veo. Correcto: en este caso tenemos leísmo, pero es un leísmo correcto porque se refiere a un hombre y está en singular; es un uso típico del habla de Castilla; la mayoría de hablantes, sin embargo, utilizaría aquí la forma etimológica hace mucho que no lo veo, que, naturalmente, es correcta.

b) —¿Qué es de la marquesa? —No sé, hace mucho que no se le ve por aquí. Correcto. Sí, aunque te pueda parecer sorprendente, este uso del pronombre es correcto. Lo que tenemos aquí es un leísmo de persona femenino, que normalmente es incorrecto; pero este es un caso especial porque ese leísmo aparece en una construcción impersonal con se y entonces sí que se acepta. De hecho, muchos hablantes que en general no son leístas utilizan este tipo de construcciones. Por supuesto que sería correcto Hace mucho que no se la ve.

c) ¡Ay!, el pasaporte me lo he dejado encima del piano. Era incorrecto. Se trataba de un leísmo de cosa que ya hemos corregido cambiándolo por el pronombre lo.

d) Sí, y además a los muy sinvergüenzas los vieron saliendo de una joyería con el carrito de la compra. Era incorrecto. Se trataba de un leísmo de persona en plural. Lo que tenía que aparecer ahí era el pronombre lo, que es lo que hemos puesto ahora.

e) Y sin más que decir, señora, le saluda atentamente su seguro servidor S. N. Esta oración es correcta. Se trata de un caso especial denominado leísmo de cortesía. No sé a qué estás esperando para leer el artículo al que conduce el enlace.

f) A la marquesa de Monteañoso le han descubierto un amante. El uso del pronombre es aquí perfectamente correcto. Ese le es un complemento indirecto, el amante es el complemento directo (¡ejem!) y no hay leísmo por ninguna parte.

g) A la marquesa de Monteañoso la han sorprendido en Saint-Tropez acompañada de un tal Nonato. Teníamos un leísmo de persona femenino que era incorrecto. Ese pronombre desempeña la función de complemento directo y, por tanto, tiene que ser necesariamente la.

h) A estos periodistas siempre se les tiene que ocurrir alguna historia. No hay leísmo alguno. La construcción no puede ser más correcta. El pronombre les desempeña en esa oración la función de complemento indirecto, como debe ser.

i) A Sisebuto y a la marquesa se les ha visto en Saint-Tropez. Este uso es correcto. Se trata nuevamente de un caso especial de leísmo en construcciones impersonales con se. Alterna con la construcción también correcta se los ha visto.

j) ¿Ese esmoquin te lo piensas poner o lo guardamos ya? Se trataba de un leísmo de cosa, que es siempre incorrecto.

Si todavía tienes dudas, te conviene leer el artículo sobre el leísmo.

 10 de diciembre de 2013  pronombre, soluciones

  12 comentarios en “Soluciones: leísmo”

  1. A nosotros los canarios todas estas cuestiones del leísmo nos resultan especialmente exóticas, pues en aquellas atlánticas regiones el uso de los pronombres, salvo recientes introducciones del leísmo de persona, resulta perfectamente etimológico. Sin embargo, en el instituto donde trabajo, en Tres Cantos, el leísmo de cosa es uno de mis caballos de batalla. Un buen porcentaje de los alumnos lo emplea, lo mismo que el laísmo. Estupendo tu blog y muy acertada esta actividad. Si me das permiso, te la copio para ponerla un día en clase. Un fuerte abrazo. Rafael-José Díaz.

  2. Don Alberto, yo siempre he tenido dudas con oraciones de este tipo: “A su vecina le molestaba el ruido”. Desde el punto de vista sintáctico, tengo claro que nos hallamos ante un ejemplo claro de leísmo, pero el caso es que la alternativa con “la” me suena horripilante. ¿Tiene algún fundamento este desagrado o se trata de una mera rareza mía?

    Muchas gracias por su atención y por este blog imprescindible.

    • Sí, es un caso especial y es correcto. Eso es así porque se trata de un verbo de afección psíquica. Me pongo el artículo correspondiente en la lista de tareas. El leísmo es MUY complejo.

  3. Tras acabar de hacer y corregir estos ejercicios me doy cuenta de que tengo que remachar mis errores del leísmo. Fallé la b),la d) y la f). Han sido pocos (3 de 10), pero hay que corregirlos.

    Gracias por los ejercicios y por tu labor.

    Un saludo.

  4. Solamente a manera de información, por si les interesa: en Quito somos leístas extremos y podemos usar “le” para el complemento directo de personas y cosas, con el detallito adicional de que en (c) diríamos “¡Ay!, el pasaporte (le) dejé…” y en (j) “¿Ese esmoquin te piensas poner…?”

    Claro que también observamos la norma, especialmente al escribir.

    En la “Gramática descriptiva de la lengua española” se menciona nuestro caso.

    Saludos y gracias por este excelente blog.

    • ¿Y en el resto de Ecuador, María? Me ha resultado muy curioso el dato.

      • En la Sierra central creo que es como en Quito, pero en el norte y el sur, así como en la Costa, tienen el sistema del resto de América: “lo” y “la” para el complemento directo y “le” para el indirecto. No tengo datos del Oriente ni de Galápagos.

        Este tema me gustó desde que hice una investigación para mi tesis de MA en Cornell en 1985 y los resultados que obtuve se han citado en varios trabajos posteriores.

        Actualmente, gracias a las comunicaciones y al español de la TV, acá también se está usando “lo”/”la”, pero muchas veces con errores o inconsistencias.

      • Y algo más: nosotros duplicamos mucho los complementos directos (pronombre clítico + frase nominal). Lo usual es decir “Anoche le vi a tu hermano/a en el cine”.