nov 292007
 

Los nombres comunes en cuanto al género son los que disponen de una única forma para masculino y femenino, como, por ejemplo, turista:

(1) El escritor —no lo puede evitar— siente una especial predilección y atracción por el turista pobre […] [Camilo José Cela: Cajón de sastre].

(2) Sin siquiera una idea articulable olió el peligro, se dijo que por más atrasada que estuviera la turista inglesa en su cena era necesario quedarse ahí […] [Julio Cortázar: Territorios].

Se trata de nombres que se refieren a seres vivos que tienen sexo. El sustantivo cambia de género para dar cuenta de las diferencias de sexo de los seres a los que se refiere (esto se conoce como moción de género). Su peculiaridad consiste en que el cambio de género no va acompañado de un cambio de forma (no hay terminaciones diferentes para masculino y femenino). Sí que podemos apreciar el cambio de género por la concordancia de determinantes (en los ejemplos de arriba, el, la) y adjetivos (inglesa).

Otros ejemplos de nombres comunes en cuanto al género son soldado, piloto, testigo, cónyuge, modelo, atleta, conserje, estudiante, yonqui, canciller, etc.

Haz ahora un ejercicio de nivel básico y un ejercicio de nivel avanzado.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on Facebook46Share on Google+7Tweet about this on Twitter5