Ene 232008
 

Dinero viene del latín denarius.

El denario era una pequeña moneda romana de plata, una de las más corrientes. Originariamente valía diez ases; de ahí su nombre, pues denarius significa en latín 'que contiene diez'; y en él podemos reconocer la misma raíz que en decem 'diez'.

La palabra sufrió un proceso de generalización semántica, es decir, su significado se volvió más general. De referirse a una moneda concreta, pasó a utilizarse genéricamente para moneda y de ahí viene el significado más abstracto de 'dinero'.

De denarius procede también el nombre dinar, que es el de una unidad monetaria tradicional en varios países islámicos o que históricamente han tenido contacto con el mundo islámico. Así se llama hoy la moneda de Argelia, Jordania, Túnez. También encontramos divisas con ese nombre en la Europa actual, por ejemplo, en Serbia y Macedonia. Estas denominaciones constituyen la prolongación de la antigua acepción de denarius como unidad monetaria concreta.

En resumen, de la palabra originaria han surgido otras dos con significados diferentes pero relacionados:

a) dinero, de significado general;

b) dinar, de significado más específico.

La imagen muestra un denario romano de la época republicana en el que se representa a la diosa Roma.

 23 de enero de 2008  etimología, léxico