Leísmo de cortesía

El leísmo de cortesía es muy frecuente cuando nos dirigimos a una persona a la que tratamos de usted. Está aceptado en la norma. Consiste, como cualquier leísmo, en utilizar el pronombre le(s) para el complemento directo. Lo característico de este tipo específico es que va asociado a la forma de respeto de la segunda persona: usted(es). Se da en masculino y en femenino (aunque es más frecuente el primero), y tanto para el singular como para el plural.

Este leísmo de cortesía explica que, frecuentemente, la fórmula de despedida en una carta formal, tanto para un hombre como para una mujer, sea la siguiente:

(1) Le saluda atentamente

Teniendo en cuenta que saludar es un verbo transitivo (o sea, que rige complemento directo), lo que sería de esperar aquí es La saluda atentamente si nos dirigimos a una mujer o Lo saluda atentamente si nos dirigimos a un hombre (contando con que quien escribe no sea leísta).

Este fenómeno se constata incluso para hablantes que por lo demás no son leístas e introduce una diferenciación en el pronombre átono para dos personas verbales que normalmente coindidirían en la forma de dicho pronombre:

2.ª persona (forma de respeto): No le había reconocido [a usted]

3.ª persona: No lo había reconocido [a él]

Si nos atenemos simplemente al régimen verbal, lo que sería de esperar en los dos ejemplos anteriores es simplemente No lo había reconocido (siempre que el hablante no sea leísta, insisto). La forma leísta tiene a su favor en este caso que se percibe claramente como más respetuosa.

El leísmo es un fenómeno muy complejo en el que se cruzan norma y uso. Además, no es un fenómeno unitario, sino que coexisten tipos diferentes con diversa consideración normativa y diverso prestigio. No es de extrañar que los hablantes leístas corregidos (o sea, la mayoría de los castellanos con un cierto nivel educativo) se sientan a menudo inseguros en el uso de los pronombres átonos de tercera persona. Se como fuere, estoy seguro de que te vendrán bien unos ejercicios básicos.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Un pensamiento en “Leísmo de cortesía

  1. Alisa

    Según Manual Práctico de Escritura Académica de Gramática Normativa de la lengua Española (Ariel Practicum, coord. Estrella Montolío), el género femenino requiere el uso de LA, LAS en Acusativo
    -“Las llevo a comer”,
    -“La miro y me disfruto”,
    -“A todas tus sonrisas las quiero mucho”
    y LE, LES en Dativo
    -“Le doy un bombón”,
    -“Les dije que son preciosas”,
    -“A la televisión le falta la dignidad”.
    El masculino de las personas requiere Acusativo -LO, LOS- y Dativo -LE, LES-
    -“A mis padres los/les quiero”,
    -“A mi marido lo/le quiero mucho”
    y de las cosas sólo Acusativo -LO, LOS-
    -“¿Mi coche? Lo compré hace una semana”,
    -“Estos árboles son guapísimos, los cuida un buen jardinero”.
    ¡Saludos cordiales!

Los comentarios están cerrados.