Mayúscula y minúscula tras puntos suspensivos

Se escribe mayúscula después de los puntos suspensivos cuando el enunciado se da por cerrado, como en (1):

(1) Pues no sé… Pásese por aquí mañana por si le podemos informar

En cambio, se escribe minúscula si el enunciado únicamente queda suspendido para retormarse a continuación:

(2) Los jueves… a mí… no es que me venga muy bien

Nótese que cerrado no es aquí lo mismo que completo. Por su naturaleza, los puntos suspensivos tienden a dejar los enunciados incompletos, pero si ya no vamos a continuar con ese enunciado, sino que vamos a empezar otro diferente, utilizaremos la mayúscula a continuación. Si, por el contrario, retomamos el hilo y acabamos lo que habíamos dejado a medias, habrá que escribir con minúscula para indicar que nos mantenemos dentro de un mismo enunciado.

 

2 pensamientos en “Mayúscula y minúscula tras puntos suspensivos

  1. Rosa Garcia

    El blog me es de gran ayuda. Muchas gracias por tu contribución a la generación de oonocimiento colectivo.
    Te agradecería que aumentases las publicaciones referentes a puntuación, tanto a la teoría como a ejercicios.
    Muchas gracais:
    Rosa García

  2. Emiliano

    ¡Excelente! Ya hacía falta tratar estos temas de puntuación, pues generan mucha confusión y dudas. Creo que muchas más dudas que la acentuación, la sintaxis o incluso la concordancia.
    Una larga serie, en varias entregas, de uso de la coma y punto y coma creo que no estaría mal.
    Muchísimas gracias por compartirlo. Nos sirve bastante a todos.

Los comentarios están cerrados.