Oct 252016
 

El desarrollo de la publicación en línea ha traído consigo una fragmentación del público. Ha surgido una infinidad de publicaciones especializadas que han ocupado nichos muy específicos y han logrado aglutinar a su alrededor a comunidades o microcomunidades de lectores. Hoy se puede escribir y leer sobre la historia del cálculo infinitesimal, sobre las tradiciones

Sigue leyendo →
 25 de octubre de 2016  , ,
Nov 102015
 

Este artículo es parte del libro Escribir un blog y que te lean. Escritor es quien escribe. ¿De qué? ¿Dónde? ¿Cómo? Eso ya tiene menos importancia. Si te interesa esto de escribir, habrás oído hablar de un tal Cervantes. Cervantes llevó una vida más bien desdichada. Todo lo que intentaba le salía mal, incluida la

Sigue leyendo →
 10 de noviembre de 2015  , ,
Mar 272014
 

Este artículo forma parte del libro Escribir un blog y que te lean, que es una guía completa para blogueros. El fragmento que viene a continuación forma parte de las pautas para redactar en Internet: Contar banalidades de manera enrevesada está al alcance de cualquiera. Lo difícil es presentar con claridad lo que resulta complicado.

Sigue leyendo →
 27 de marzo de 2014  , ,
Ene 102014
 

El vocabulario de los correos electrónicos debe ser sencillo y claro. Conviene huir tanto de los términos rebuscados como de los vulgares. Hay que tener en cuenta que los escritos de este tipo, por su naturaleza, se asemejan mucho a la lengua oral, así que debemos imaginárnoslos más como una explicación que estamos dando a alguien

Sigue leyendo →
 10 de enero de 2014  , ,
Nov 272013
 

Solo debemos enviar correo electrónico a quien lo quiere leer. Además, nuestros correos deben ser personales y relevantes. Teniendo en cuenta esto, comprenderás que la mayor parte de las cadenas de correos son totalmente prescindibles. Me refiero a ese tipo de mensajes que nos amenazan con el hundimiento del mundo (o desgracias aún peores) si

Sigue leyendo →
 27 de noviembre de 2013  , ,
Oct 172013
 

La cortesía nos lleva por lo general a cerrar un correo electrónico con una fórmula de despedida. Para emplear correctamente estas fórmulas debemos considerar, como mínimo, tres aspectos (no me atrevo a llamarlos problemas): 1. La posición, 2. la fórmula en sí, 3. la puntuación. En cuanto a la posición, la lógica nos dice que la

Sigue leyendo →
 17 de octubre de 2013  , , , ,