Ejercicios: el cual

En este ejercicio debes decidir si el cual está utilizado correctamente. Si es correcto, indícalo y, si no, sustitúyelo por (el) que.

a) Galdós es un autor español el cual es conocido por los Episodios nacionales.

b) Galdós es el autor del cual estuvimos hablando en la última clase.

c) Este problema, para el cual no hay solución, no debería preocuparnos demasiado.

d) Todas las personas con las cuales hemos hablado coincidían en que era necesario adoptar medidas más enérgicas.

e) Las personas las cuales deseen participar en nuestra encuesta deben remitir por correo electrónico los formularios debidamente cumplimentados.

f) Los formularios, los cuales pueden ustedes descargar en nuestra página web, se deben remitir por correo electrónico una vez cumplimentados.

g) Esta es la mascota sin la cual no puede vivir.

h) Este es el balcón desde el cual se asomó el presidente antes de tropezar.

i) Este balcón, el cual se conserva tal como estaba en la época, es fundamental en la historia de nuestro país.

j) Los neutrinos, de los cuales hablaremos en el capítulo siguiente, no son lo mismo que los neutrones.

Y ahora corrígelo, claro.

Dudas lingüísticas 7

María Isabel: diccionario de apellidos

Hola, Alberto:

He estado buscando en la web un diccionario de apellidos, pero no encuentro ninguno. Me gustaría saber si el apellido Cordovés, se escribe así o de otra forma.

Gracias por tu colaboración,

María Isabel

Respuesta:

Hola, María Isabel:

Hay diccionarios de apellidos, sobre todo orientados a la heráldica, pero no te van a servir para resolver tu duda. Un diccionario de apellidos puede levantar acta de cómo se escriben estos, pero nunca decir cómo se deben escribir. Los apellidos se escriben como se escriben y a menudo presentan variantes, formas arcaicas, etc. Piensa en lo que ocurre con Jiménez, GiménezXiménez (escrito con equis, pero pronunciado siempre con jota) o con IbarraYbarra. Es más, se debe respetar escrupulosamente la grafía. No es lo mismo llamarse San Segundo o Sansegundo, Corvalán o Corbalán. En el fondo, estas diferencias ortográficas son un resumen de la historia de la lengua y de las familia.

Lo único que está regulado es la acentuación, que se tiene que amoldar a las reglas generales, salvo ciertas excepciones. Si te interesa esa parte del problema, descárgate mi manual de acentuación y lo encontrarás explicado.

Isabel: régimen de construcciones causativas con hacer

Hola, Alberto:

Por si te va bien para tu sección Dudas lingüísticas de los viernes: ¿es correcto decir Me hizo de reír o Me hizo reír?

Isabel

Respuesta:

Hola, Isabel:

Lo correcto en este tipo de construcciones causativas con hacer es siempre Me hizo reír. El uso de la preposición de en este caso es un vulgarismo. Las dudas que plantea el uso de la preposición de en español son de lo más variado. Te puede interesar leer el artículo sobre dequeísmo para que veas que este no es un fenómeno aislado.

Inmaculada: atributos preposicionales

Estimado Alberto:

Desearía plantearle una consulta de análisis sintáctico. En la oración Este regalo es para mí, ¿cuál es la función sintáctica de para mí? Unos consideramos que el verbo es copulativo y optamos por el atributo; otros señalan que el verbo se ha convertido en predicativo y optan por complemento indirecto; algunos consideran que para mí es complemento circunstancial de destinatario. ¿Cuál es la función?

Un saludo,

Inmaculada

Respuesta:

Hola, Inmaculada:

Dentro de las funciones sintácticas, encontramos casos típicos y otros que lo son menos. Tú has escogido para tu consulta un atributo que, desde luego, no es típico, pero no por ello deja de ser tal. El atributo típico es el que está representado por un adjetivo:

(1) Este coche es eléctrico.

Sin embargo, podemos encontrar otras categorías desempeñando esta función con el verbo ser, como sustantivos (2), sintagmas preposicionales (3) o, incluso, oraciones finales (4):

(2) Mariano es peluquero.

(3) Este tapón es de corcho.

(4) Aquello era para caerse de espaldas.

Cuando tenemos dudas con una función sintáctica, lo que hay que hacer es aplicar pruebas sintácticas. La primera en este caso es la pronominalización. Vamos a ver qué pronombre puede sustituir a para mí:

(5) Este regalo es para mí > Lo es

Es fácil comprobar que el pronombre es el mismo cuando el atributo es un adjetivo:

(6) Este coche es eléctrico > Lo es

Si aplicas la prueba a (2), (3) y (4), verás que obtenemos el mismo resultado y que este es diferente del que se presenta en un caso en el que ser no es copulativo, sino que equivale a tener lugar:

(7) La reunión es en el primer piso.

(8) La reunión es allí.

(9) La reunión lo es.

O sea, que todo parece indicar que nos encontramos ante un atributo. Para mayor seguridad podemos recurrir a una segunda prueba. En muchas oraciones copulativas podemos sustituir a ser por un pariente cercano: parecer. No hay problema para ello en (2) y (4), que dan lugar a lo siguiente:

(10) Este coche parece eléctrico.

(11) Este tapón parece de corcho.

Tengo que confesar que aquí he tenido dudas con para mí, pero buscando en Internet enseguida he encontrado ejemplos como estos, que son sintácticamente equivalentes:

(12) Esto parece para solteros (< Esto es para solteros)

(13) Esto parece para la típica empresa enana (< Esto es para la típica empresa enana)

En definitiva, para alguien no es lo más normal que podemos encontrar en cuestión de atributos, pero es atributo al fin y al cabo.

Víctor: tener que, deber, haber de

Apreciado Alberto:

¿Me podrías ilustrar sobre el uso correcto y adecuado de los verbos deber, haber y tener? Por ejemplo:

(14) Tendría que ser llamado a declarar.

(15) Debería ser llamado a declarar.

(16) Habría de ser llamado a declarar.

Se suelen utilizar indistintamente y me da la impresión de que no es lo correcto.

Recibe mi más cordial saludo.

Víctor

Respuesta:

Hola, Víctor:

Hay dos partes en este asunto. Para empezar, se da una diferencia estilística entre las tres expresiones, que he ordenado de menos formal a más formal. A un niño le diríamos coloquialmente Tienes que hacer los deberes, pero no Has de hacer los deberes. Después podemos identificar un matiz de significado. Deber presenta un tinte moral que, desde luego, está ausente en tener que y yo diría que tampoco se encuentra en haber de.

Otra cuestión relacionada con esta es la de la diferencia entre deberdeber de.

La pasiva refleja

La construcción pasiva refleja se denomina así porque presenta puntos en común con la construcción pasiva y con las construcciones reflexivas. Se trata de construcciones como las que encontramos en los ejemplos (1) y (2):

(1) [...] aquí se necesita gente que pueda trabajar [Felipe Santander: El corrido de los dos hermanos].

(2) [...] no se regalan armas de fuego a una dama [Eduardo Mendoza: La ciudad de los prodigios].

Se caracterizan por lo siguiente:

a) Solo son posibles con verbos transitivos

Esta es una característica que las acerca a las pasivas perifrásticas (como El delincuente fue condenado). Al igual que ocurre con estas, solamente se pueden formar construcciones pasivas reflejas a partir de verbos que toman un complemento directo. Los verbos necesitar y regalar, que son los que tenemos en los ejemplos de arriba, normalmente forman oraciones activas como (3) y (4), en las que hay un complemento directo, que destaco en negrita:

(3) El patrón necesita gente.

(4) Manolo regaló un fusil de juguete a su hermano.

Si no hay complemento directo, no hay pasiva: ni perifrástica ni refleja.

b) El verbo va acompañado de la partícula se

Esto las acerca a las impersonales con se. No le busques una función sintáctica a se. Está ahí únicamente como marca que nos avisa de que nos encontramos ante una construcción especial. Nos está dando pistas de que ha desaparecido algo: el sujeto de la activa.

c) El complemento directo de la activa correspondiente es el sujeto de la pasiva refleja

Esta es otra característica que las acerca a las pasivas perifrásticas. A partir de una oración como Manolo regala fusiles a las damas podemos llegar a pasivas perifrásticas como Los fusiles les son regalados a las damas o pasivas reflejas como No se regalan fusiles a las damas. Una y otra construcción tienen en común que lo que era un complemento directo se convierte ahora en sujeto. Podemos apreciar que se trata del sujeto porque el verbo concuerda con él en número. Es una prueba infalible. Esto queda de manifiesto sobre todo en el plural:

(5) Se buscan trabajadores.

(6) Se regalan armas de fuego.

d) No se nos indica quién realiza la acción

Para eso es para lo que sirve precisamente una oración pasiva: para apartar el foco de atención del agente y situarlo sobre la acción y su objeto. Es una característica que comparte la pasiva refleja tanto con la pasiva perifrástica como con las construcciones impersonales con se.

Además de las cuatro características anteriores, podemos proporcionar unas breves notas de uso. El sujeto de la activa correspondiente puede aparecer como complemento agente, aunque no es lo normal. En este caso, se introduce mediante la preposición por o, mejor todavía, la expresión por parte de:

(7) Se eligen representantes por los ciudadanos.

(8) Se eligen representantes por parte de los ciudadanos.

La pasiva refleja resulta más natural en español que la perifrástica y se suele preferir a esta, incluso en textos formales.

Hay que decir que se trata de una construcción enormemente compleja. Aunque los hablantes nativos la manejan con soltura y espontaneidad, suele plantear dificultades considerables a quienes aprenden el español como lengua extranjera.

La pasiva refleja está muy cercana a las construcciones impersonales con se. Tanto es así que no siempre es posible distinguir netamente unas de otra, pero de esta cuestión tendremos que ocuparnos cuando hablemos de las impersonales con se y las complicaciones que presentan.

Femenino de nombres de profesión: grados del ejército

Uno de los ámbitos en los que se ha llegado a una solución unificada para formar el femenino de los nombres de profesión es el de los grados del ejército. Para todos ellos, tomamos la forma masculina tradicional y la convertimos en común en cuanto al género:

(1) el soldado > la soldado

(2) el sargento > la sargento

(3) el capitán > la capitán

Simplemente, el masculino pasa ahora a funcionar como masculino y femenino. No cambia la terminación, pero sí que cambia el género, como podemos comprobar gracias a los determinantes y adjetivos que rodean al nombre:

(4) [...] la cobertura informativa americana de la crisis del Golfo se caracterizó por el contraste entre la soldado americana como mujer liberada y la mujer árabe cubierta de velos [Vicenç Fisas Armengol: El sexo de la violencia].

En el ejemplo (4), el determinante la y el adjetivo americana reflejan el género femenino del sustantivo soldado, que aparentemente tiene forma masculina.

En conclusión, con las denominaciones de los grados del ejército no hay necesidad de dudar a la hora de formar el femenino. Lo que antiguamente era un masculino ahora nos sirve indistintamente para los dos géneros.

Soluciones a los ejercicios de gramática

¿Qué tal te habrán salido los ejercicios de gramática? Vamos a verlo. En algunas oraciones no había errores. Eran casos dudosos que estaban ahí para que compruebes si eres capaz de separar el grano de la paja.

a) Se han ha detenido a 26 personas que pretendían introducir drogas en Europa. [No se puede hacer concordar el verbo con el complemento directo].

b) Los habitantes de las zonas costeras evacúan sus casas ante la llegada del temporal. [Es correcta. Nos podría hacer dudar la forma evacúan. Ya se ha admitido, aunque sigue siendo más recomendable evacuan].

c) Nuestro equipo ha obtenido el decimosegundo puesto en el Mundial de Fórmula 1. [Aquí también tenemos otra de esas formas que ya se aceptan, pero que estuvo proscrita durante mucho tiempo y por eso conserva algo de su mala fama: decimosegundo].

d) ¿Qué sería necesario, a groso modo  grosso modo, para lograr una distribución de la riqueza más equitativa? [El problema estaba en a groso modo].

e) Un buen día recibieron un paquete conteniendo que contenía un kit completo de construcción de drones. [Es incorrecto utilizar el gerundio como modificador de un nombre].

f) La fábrica no nos ha proveído de neumáticos adecuados para este circuito [El participio proveído es tan correcto como provisto].

g) El Gobierno debe de debe tomar cartas en el asunto cuanto antes. [No es correcto utilizar deber de con valor de obligación].

h) Por último, recordarles les recordamos que nuestra cadena de supermercados ha lanzado una serie de productos que estarán en oferta durante todo el mes. [Eso era un infinitivo fático, que es uno de esos fallos que afean el discurso].

i) El presidente ofrece a la oposición acercar posiciones, pero exige que no se condicione el proceso con ultimátums. [La duda podía estar en el plural ultimátums, que es correcto].

j) El banco ha firmado sendos diversos protocolos de colaboración con la Federación de Pequeños Comerciantes para apoyar sus iniciativas. [Ahí podemos tener diversos, varios o alguna otra solución, pero en ningún caso sendos].

Ejercicios de gramática

En las siguientes oraciones vas a encontrar errores diversos que debes corregir. También puede haber alguna que sea correcta.

a) Se han detenido a 26 personas que pretendían introducir drogas en Europa.

b) Los habitantes de las zonas costeras evacúan sus casas ante la llegada del temporal.

c) Nuestro equipo ha obtenido el decimosegundo puesto en el Mundial de Fórmula 1.

d) ¿Qué sería necesario, a groso modo, para lograr una distribución de la riqueza más equitativa?

e) Un buen día recibieron un paquete conteniendo un kit completo de construcción de drones.

f) La fábrica no nos ha proveído de neumáticos adecuados para este circuito.

g) El Gobierno debe de tomar cartas en el asunto cuanto antes.

h) Por último, recordarles que nuestra cadena de supermercados ha lanzado una serie de productos que estarán en oferta durante todo el mes.

i) El presidente ofrece a la oposición acercar posiciones, pero exige que no se condicione el proceso con ultimátums.

j) El banco ha firmado sendos protocolos de colaboración con la Federación de Pequeños Comerciantes para apoyar sus iniciativas.

Corrige el ejercicio.

Dudas lingüísticas 6

Pablo: a por

Buenas, don Alberto, soy Pablo. Leo su blog desde hace un tiempo. Me gustaría que respondiera a una duda.

¿Voy por pan o voy a por pan? De pequeño me fustigaban por poner esa a delante de pan… Ahora bien, está claro que no es lo mismo decir que Voy a por Sandra (a recogerla de la facultad) que Voy por Sandra (a recogerla, o a operarme de la nariz; pero por su causa, porque por otra persona no sacaría el coche ni me metería en un quirófano).

Un cordial saludo,

Pablo

Respuesta:

Hola, Pablo:

Puedes ir tranquilamente a por Sandra y a por el pan. Antiguamente, la Academia no lo hubiera consentido. Tú te hubieras tenido que hacer los bocadillos con las tapas de una gramática y a tu amiga no le hubiera quedado más remedio que coger el metro para volver a casa. Hoy los tiempos ya van siendo más permisivos. Esa combinación de preposiciones es un españolismo que está ausente de otras variedades del español, pero que finalmente se ha admitido. Si quieres una explicación más detallada, puedes leer este artículo sobre a por. Te enterarás de detalles que quizás te sorprendan sobre las combinaciones de preposiciones.

Manuel: coma con si

Estimado Alberto:

Según entiendo, las construcciones con la conjunción si llevan coma cuando aquella aparece al inicio de la oración. Sin embargo, noté que en un texto que has enviado sobre la publicación en Internet escribiste lo siguiente:

(1) Si en una cosa están de acuerdo las personas y los buscadores es en que prefieren enlaces informativos.

¿Será acaso que la regla no se aplica a oraciones copulativas?

Un saludo,

Manuel

Respuesta:

Hola, Manuel:

La cuestión tiene más miga de lo que parece. Ese si es un tanto especial. Para empezar, tiene que aparecer obligatoriamente al principio de la oración. Voy a utilizar una oración más breve para que sea todo más fácil:

(2) Si algo caracteriza a los españoles es su tozudez.

(3) ???Es su tozudez si algo caracteriza a los españoles.

Esa restricción ya nos está indicando que no es una oración condicional normal y corriente. Haz la prueba con este otro ejemplo y verás que no hay problema para la inversión:

(4) Si suspendes otra asignatura, te quedas sin vacaciones.

En realidad se trata de un tipo especial de construcciones que sirve para fijar el foco de atención en una parte de una oración (este tipo de operación se denomina en lingüística focalización). Tomemos esta oración como punto de partida:

(5) La tozudez caracteriza a los españoles.

Yo puedo destacar una parte de esta oración con una operación como la de (2) o con esta otra construcción, que se denomina perífrasis de relativo y está emparentada con ella:

(6) Lo que caracteriza a los españoles es la tozudez.

El si de (2) tampoco es puramente condicional porque no expresa una correlación del tipo Si A, entonces B. No hay una verdadera alternativa. Probablemente está más emparentado con el si interrogativo indirecto de No sé si vendrá. Fíjate en que en ambos casos hay detrás una idea de pregunta:

(7) ¿Vendrá? No sé > No sé si vendrá

(8) ¿Caracteriza algo a los españoles? La tozudez > Si caracteriza algo a los españoles es la tozudez

Si haces la prueba, te darás cuenta de que detrás de una condicional normal y corriente no hay una pregunta.

También está emparentado con el si enfático que encontramos aquí:

(9) ¡Si te lo tengo dicho!

Por eso, por ser tan especial, no debemos extrañarnos tampoco si la puntuación se le aplica a veces de manera un poco particular. De hecho, después de tu pregunta, he estado repasando textos escritos por diversos autores y encuentro que, aunque hay quien utiliza la coma, lo más habitual es no ponerla.

José: modos verbales en oraciones condicionales

Hola, Alberto. Hace poco vi en tu blog las dudas que resolviste la semana pasada. Me llamó la atención la primera pregunta, que trata de los modos verbales en oraciones condicionales. Tu respuesta fue: “Las dos posibilidades son correctas y se pueden emplear indistintamente”. Sin embargo, los siguientes ejemplos me hacen dudar, pues no me parece posible el de (11):

(10) Si no hubieras comido tanto, no te hubieras puesto enfermo.

(11) Si no hubieras comido tanto, no tuvieras que tomar antiácidos.

Respuesta:

Bueno, veo que os traen de cabeza si y las condicionales. La duda está puesta en razón, pero se aclara fácilmente en cuanto observamos más de cerca esas dos oraciones. No podemos igualarlas porque no son lo mismo. Las dos son irreales, pero en (10) estamos hablando de una consecuencia que se refiere al pasado; en (11), en cambio, de una que se refiere al presente. Por eso ahí la única posibilidad correcta es esta:

(12) Si no hubieras comido tanto (antes), no tendrías que tomar antiácidos (ahora).

Esa es una de las reglas que rigen el uso de los tiempos y modos verbales en las condicionales, que presentan una casuística bastante complicada. Los hablantes nativos no nos damos cuenta porque las hemos mamado con la leche materna, pero quienes tienen que aprenderlas porque estudian español como lengua extranjera sudan tinta china con las diferentes posibilidades.

Eso sí, antes de terminar hay que aclarar que (11) sí que fue correcto en otros tiempos, pero en la lengua actual ha caído en desuso y debemos olvidarnos ya de ese tipo de construcciones.

Matilde: escritura de pre

Buenos días, profesor:

En primer lugar, gracias por aclararme a diario dudas y por esos estupendos ejercicios que tanto disfruto resolviendo.

Tengo que hacer una prerreserva y me encuentro con que solo puedo hacer pre-reservas. Todas las compañías aéreas lo escriben así. Incluso el corrector subraya la palabra en rojo. Da cierto pudor utilizar términos de forma correcta que el resto utiliza mal, pero que están tan enraizados. ¿Hay que ser valiente y utilizar nuestro idioma correctamente o, como nos decía un profesor muy querido, ir por la vida en plan comando?; es decir, teniendo tú las cosas claras, pero sin que los demás te señalen con el dedo por pijotero.

Gracias,

Matilde

Respuesta:

Hola, Matilde:

Aquí tenemos un buen ejemplo de la dictadura de los correctores ortográficos, que transforman a diario las prerreservas en pre reservas, los salvamanteles en salva manteles y los superhéroes en súper héroes. Cuando un corrector ortográfico francamente mejorable coincide con un conocimiento ortográfico vacilante, el daño puede ser tremendo. Quien no está muy ducho en estas lides de la escritura tiende a separlo todo, tanto lo que se puede como lo que no. Si encima una máquina le corrige cuando intenta escribirlo bien, ya está el lío.

No, los prefijos se escriben unidos a la palabra que sigue. Solo hay algunas excepciones que se pueden consultar siguiendo el enlace.

Por otra parte, probablemente hay que plantearse que la forma en que manejan la ortografía muchas empresas no deja de ser un indicio de la manera en que desarrollan sus operaciones en general y del trato que pueden esperar sus clientes. Es algo que dejo caer así de pasada.

Sylvia: ¿pronombres obligatorios u optativos?

¡Hola, don Alberto!

Espero que esté muy bien. Quisiera saber si hay casos en que los pronombres objetos no son obligatorios. Me temo que muchas veces los necesito, pero no me ocurre usarlos. ¿Cómo sé esto? Por ejemplo:

(13) Te está buscando específicamente a ti – Te está buscando específicamente

Un abrazo,

Sylvia

Respuesta:

Hola, Sylvia:

El español tiende a reduplicar los objetos añadiendo un pronombre que resulta redundante. Esto suele resultar desconcertante para quien tiene que aprender nuestra lengua. En el ejemplo que propones, a ti lo único que hace es repetir el pronombre te que aparece al principio de la oración. En este caso es opcional y lo único que hace es añadir énfasis. Sin embargo, en otros casos es obligatorio introducir un pronombre que repite un objeto que ya ha aparecido en la oración, por ejemplo:

(14) Este libro lo leí cuando era pequeño.

Este librolo se refieren a lo mismo, pero el pronombre tiene que aparecer obligatoriamente para marcar que el objeto va antes del verbo. Cuando va detrás, el pronombre desaparece:

(15) Leí este libro cuando era pequeño.

No es fácil esta cuestión de la repetición de los pronombres y, sin embargo, es fundamental para hablar un español idiomático.

Por cierto, algún día hablaré de qué pinta el le en Pedro le hace un pastel a su hermano.

Y con esto me despido de vosotros por esta semana. La próxima, habrá más dudas resueltas. Si alguna no he podido atender, pido que se me disculpe y que se entienda que soy una sola persona y mi capacidad es limitada.

Escribir un blog: sé claro

El artículo de hoy es un avance de un libro en el que estoy trabajando con un grupo de amigos. Va a ser una guía completa para quien quiera escribir un blog y espero que esté disponible antes de que termine 2014. El fragmento que viene a continuación forma parte de las pautas para redactar en Internet:

Contar banalidades de manera enrevesada está al alcance de cualquiera. Lo difícil es presentar con claridad lo que resulta complicado. Para explicar algo bien, no hay como entenderlo bien. Al revés también vale: nada como verse en la necesidad de enseñar una materia para llegar a comprenderla. Así se han hecho los maestros que en el mundo han sido (e incluso algunos profesores).

Parte de la claridad está en acertar con las palabras. Hay que preferir las que son de uso común, es decir, quedarse en el medio y huir de los dos extremos: lo rebuscado y lo vulgar. Y si no hay más remedio que irse a los extremos, siempre será mejor lo vulgar; pero entonces no hay término medio que valga: tendrás que ser rematadamente vulgar. Si nos vemos obligados a echar mano de algún término un poco más complicado, no está de más explicarlo brevemente o enlazar a alguna página que lo explique*.

En el mundo de la imprenta hubo quien llegó a labrarse una reputación a base de ser oscuro. Nunca fue lo más recomendable, pero se hacía. En el mundo de Internet está por ver si alguien será capaz de lograr lo mismo. Si te enteras de alguien, avísame. Me interesa.

La claridad no es solamente una exigencia de la escritura en Internet. Siempre lo ha sido, aunque muchas veces salía maltratada, sobre todo en la Administración.

*Gracias, Viviana, por tu aportación.

Hay, ahí

Te voy a proporcionar un truco para que no vuelvas a confundir hayahí.

Hay es una forma del verbo haber que se escribe de manera muy parecida a hoy:

(1) hay – hoy

Pues bien, si al lado puedes poner la palabra hoy, es que se escribe como hoy:

(2) Hay un problema muy gordo en la cocina.

(3) Hoy hay un problema muy gordo en la cocina.

Unas veces podrás ponerla delante, otras veces podrás ponerla detrás; pero tú haz la prueba y comprobarás que funciona.

Ahí, en cambio, indica lugar, como en este ejemplo:

(4) Ponlo ahí.

Esta palabra tiene un hermano —por así decirlo— que es allí:

(5) ahí – allí

Estas dos palabras solo se diferencian en el centro, pero en los extremos son iguales. Pues bien, si puedes sustituir ahí por allí, es que se escribe siguiendo ese modelo:

(6) Ponlo ahí > Ponlo allí.

Esto es una solución de emergencia, pero lo que tienes que hacer es pronunciar estas dos palabras tal y como te marca la escritura: hay se pronuncia como un monosílabo, igual que hacemos con hoy; en cambio, ahí lleva el acento en la i, igual que ocurre en allí. Pronuncia las cuatro palabras en voz alta y lo oirás.

Acostúmbrate a marcar la diferencia en la pronunciación y verás cómo esas dudas ortográficas van pasando a la historia. 

Ya, ya sé que hay una tercera palabra en discordia que es ¡ay! Lo que pasa es que primero hay que aprender una cosa y hasta que esa no se domina no debemos empezar con otra. De lo contrario, se olvidan todas.

Por cierto, si la diferencia entre hayahí te preocupa, te interesará leer también el artículo sobre habera ver.

Soluciones: infinitivo fático

Vamos a corregir ahora el ejercicio de infinitivo fático. Cada respuesta correcta vale un punto.

a) Por último, agradecerles les agradecemos que hayan escuchado este discurso soporífero sin salir corriendo. [Esto era un caso evidente de infinitivo fático. En lugar de les agradecemos puedes tener deseamos agradecerles o alguna otra fórmula. De lo que se trata es de que haya un verbo en forma personal].

b) En definitiva, escuchar este discurso soporífero sin salir corriendo tiene mérito. [Aquí no había ningún infinitivo fático. El verbo principal de la oración es tiene, que está debidamente conjugado].

c) En resumen, exigir lo que es nuestro no es ningún delito. [Este es un uso completamente normal y correcto del infinitivo].

d) En primer lugar, rogarles les rogamos que no se agolpen en las entradas. [Infinitivo fático: hay que sustituirlo por un verbo conjugado].

e) Que quede claro desde el principio: pedirles que renuncien a sus derechos es un abuso. [Correcto].

f) En resumen, el comer y el rascar todo es empezar. [Correcto].

g) No tocar. Peligro de muerte. [Esto es una orden impersonal en infinitivo y es correcta].

h) Al principio mucho prometer y después nada. [Correcto, coloquial pero correcto].

i) Antes de despedirnos, recordarles les recordamos que mañana estaremos aquí a la misma hora. [Infinitivo fático].

j) Recordarles antes de despedirnos que mañana estaremos aquí a la misma hora se ha convertido ya en una costumbre. [Esta oración es enrevesada, pero correcta. Prueba a sustituir Recordarles antes de despedirnos que mañana estaremos aquí a la misma hora por esto. Lo verás claramente].

Para aclarar dudas, consulta el artículo sobre el infinitivo fático.