Podcast: Nike, Ajax, Audi, Volvo

El español y todas las lenguas de Europa están plagados de palabras de origen griego y latino. Las lenguas y las culturas de la Antigüedad clásica gozan de un gran prestigio y constituyen la base de la civilización occidental. No debe extrañarnos, por tanto, que algunas marcas traten de capitalizar la admiración que aún hoy sentimos por los pueblos que estaban detrás de ellas.

En este podcast repaso junto con David Callejo, periodista de la Cadena SER de Madrid Sur, la conexión con Grecia y Roma que mantienen cuatro grandes marcas de nuestros días a través de sus nombres: Nike, Ajax, Audi y Volvo.

La próxima semana hablaremos sobre el origen de la palabra tenis. Te aseguro que tiene su interés.

Concordancia: uno de los que

La secuencia uno de los que nos pide una concordancia del verbo en plural, tal como se hace en este ejemplo:

(1) Uno de los que llegaron a dicho jubileo fue cierto hombre del norte llamado Nicolás Copérnico [Vicente Blasco Ibáñez: A los pies de Venus].

¿Por qué tiene que estar el verbo en plural? Porque el sujeto es los que. Igual que decimos Los que llegaron al jubileo…, debemos decir Uno de los que llegaron al jubileo… Es así de sencillo.

A veces se encuentran concordancias en singular para este tipo de construcciones: Uno de los que llegó a dicho jubileo… Esto es un caso de concordancia ad sensum, es decir, una concordancia que se basa en la idea y que pasa por alto las reglas de la gramática. La concordancia ad sensum es una especie de salto mortal. Es sabido que en este tipo de piruetas se pueden romper cosas y en este caso lo que se rompe es la sintaxis, pues se obliga al verbo a concordar con uno, que no es su sujeto.

Esta segunda forma de concordancia no es propiamente una incorrección, pero no es un estilo aconsejable. Encuentra su lugar en el habla informal y relajada. Debemos evitarla, en cambio, en el habla y la escritura esmeradas, que requieren siempre que tengamos el máximo cuidado con la gramática.

Comas en pares

Algunas comas son como los calcetines: siempre van de dos en dos. Si pones la una y no pones la otra, algo has hecho mal.

Las comas más importantes que se usan por pares son las de los incisos que se incrustan en el interior de una oración. Es un error escribir solo una de estas comas:

(1) La marquesa, herida por las palabras de su amante se encerró en su habitación. [incorrecto]

Lo que se debería escribir aquí es esto otro:

(2) La marquesa, herida por las palabras de su amante, se encerró en su habitación. [correcto]

Las comas de los incisos no se ven afectadas por restricciones básicas de puntuación como la que impide separar sujeto y verbo con una coma.

También se tienen que usar por pares las comas de los vocativos:

(3) Es mi obligación advertirte, querida Carolina, que toda la familia reprueba tu relación con ese tal Sisebuto.

Cuando un inciso o un vocativo aparecen al principio o al final de una oración, únicamente encontraremos escrita una coma, pero lo que tenemos que considerar aquí es que las de los extremos se caen:

(4) Herida por las palabras de su amante, la marquesa se encerró en su habitación.

(5) Es mi obligación advertirte que toda la familia reprueba tu relación con ese tal Sisebuto, querida Carolina.

No debemos olvidar tampoco las comas que acompañan a ciertas correlaciones, como ya… ya…, bien… bien…, etc.:

(6) Carolina seguirá adelante con su relación, ya sea con la aprobación de sus familiares, ya sea enfrentándose a ellos.

Si únicamente escribiéramos una de ellas y no la otra, estaríamos cometiendo una falta de puntuación.

El tener claro que algunas comas se utilizan por pares y otras, en cambio, se utilizan aisladas, simplifica el aprendizaje de las reglas de puntuación.

Soluciones: conjugación de ‘andar’

¿Ya has hecho el ejercicio sobre la conjugación de andar? Muy bien, ahora puedes corregirlo. Cada respuesta correcta vale un punto.

a) Me ha mandado el médico que corra o que ande una hora todos los días.

b) En cambio, a la vecina le dijo que ni corriera ni anduviera. No sé por qué sería.

c) Mariano no llegó porque anduvo perdido por el monte.

d) Yo en tu lugar no descansaría, sino que andaría todo lo que pudiera antes de que empiece a apretar el sol.

e) Los patos corren, vuelan y andan, y todo lo hacen mal.

f) El fotógrafo nos pidió que saltásemos y anduviésemos en círculo dando palmas.

g) Si ellos supiesen lo que sabemos nosotros, no se fiarían y andarían con más cuidado.

h) ¿Por dónde anduvisteis anoche que llegasteis tan tarde a casa?

i) Me da igual que vengas andando o nadando. El caso es que estés aquí a las siete y media.

j) Los exploradores anduvieron por el desierto hasta que se perdieron.

Después de hacer el ejercicio y corregirlo, tal vez te interese saber por qué decimos anduve.

Ejercicios: conjugación de ‘andar’

En las oraciones que vienen a continuación tienes que poner la forma correcta de andar en los huecos. Para ayudarte, encontrarás siempre otro verbo en negrita que te indica la forma exacta que tienes que escribir. Cuando termines, consulta las soluciones.

a) Me ha mandado el médico que corra o que __________ una hora todos los días.

b) En cambio, a la vecina le dijo que ni corriera ni __________. No sé por qué sería.

c) Mariano no llegó porque ________ perdido por el monte.

d) Yo en tu lugar no descansaría, sino que __________ todo lo que pudiera antes de que empiece a apretar el sol.

e) Los patos corren, vuelan y __________, y todo lo hacen mal.

f) El fotógrafo nos pidió que saltásemos y __________ en círculo dando palmas.

g) Si ellos supiesen lo que sabemos nosotros, no se fiarían y __________ con más cuidado.

h) ¿Por dónde __________ anoche que llegasteis tan tarde a casa?

i) Me da igual que vengas __________ o nadando. El caso es que estés aquí a las siete y media.

j) Los exploradores __________ por el desierto hasta que se perdieron.

Podcast: origen y significado de ‘digital, analógico, cálculo’

A menudo utilizamos las palabras digital, analógicocálculo. En este podcast reflexiono junto con el periodista David Callejo, de la Cadena SER, sobre el origen y significado de estos términos.

La grabación se efectuó como parte del programa Hoy por hoy de Madrid Norte y Madrid Sur. Puedes escuchar la sección “Blog de lengua” los lunes por la mañana dentro de este programa en las emisoras de la Cadena SER del norte y el sur de la Comunidad de Madrid o en podcast en el blog.

Por cierto, la semana próxima explicaremos el significado que se esconde detrás de las marcas Nike, Ajax, Audi y Volvo.

Plural de palabras terminadas en -á

Los sustantivos y adjetivos terminados en  forman el plural añadiendo una ese:

(1) la mamá > las mamás

(2) el pachá > los pachás

Como curiosidad podemos decir que hay un modelo antiguo en -es del que todavía se encuentran restos en palabras de uso poco frecuente, como faralaesalbalaes:

(3) Entonces aparecía una cantaora con traje de faralaes, muy seria y con un clavel pinchado en lo alto del moño, y se ponía a cantar en una jerga ininteligible una supuesta copla de cante jondo [Manuel Ruiz-Castillo: Muchos recuerdos de Tip].

(4) Los escribanos de los concejos debían ocuparse de trasladar a los correspondientes libros todos los privilegios, cartas, ordenanzas, cédulas y albalaes [Isabel Martínez Navas: Gobierno y administración de la ciudad de Logroño en el Antiguo Régimen].

También forma así su plural la vocal a:

(5) la a > las aes

Este modelo antiguo es el mismo que encontramos en el plural de las palabras terminadas en  y en el plural de las palabras terminadas en . Salvo los ejemplos mencionados, hay que evitarlo en los sustantivos y adjetivos terminados en -a tónica. Son incorrectos los plurales como papasessofases.

Coma con ‘ya…, ya…’

Cuando una oración incluye una secuencia introducida por ya… ya…, hay que escribir coma antes de estas dos palabras, como en este ejemplo:

(1) Sisebuto y la marquesa siempre andaban en lenguas de sus conocidos, ya por sus escandalosas excursiones a Segovia, ya por la extravagancia de su relación.

Esta regla puede entrar en conflicto con una regla básica del sistema de puntuación del español: la que nos impide separar con coma el sujeto y el verbo. Si esto ocurre, debemos prescindir de la primera de las comas, pero no de la segunda. No obstante, dada la frecuencia de uso de este tipo de construcciones, las posibilidades de que te encuentres con este caso son más bien reducidas.

Soluciones: nombres de ciudades extranjeras

¿Te ha salido bien el ejercicio de nombres de ciudades extranjeras? ¿Conocías los nombres en español de todos esos lugares? Vamos a verlo. Cada nombre correcto vale 0,5 puntos.

Un buen día me encontraba en mi casa soñando con cómo sería mi vida si hubiera nacido en otro lugar y en otra época. Me hubiera gustado, por ejemplo, ser el primer portugués que salió de Oporto y llegó hasta Bombay. Seguramente, en mi recorrido, hubiera hecho escala en Ciudad del Cabo, aunque quizás por aquel entonces todavía no se llamara así o ni siquiera estuviera fundada. Quién sabe…

Fantaseaba también con la idea de ser uno de los fundadores de ciudades norteamericanas como Nueva Orleans o Filadelfia [solamente se adapta la grafía, pero hay que adaptarla], aunque más frecuentemente mi imaginación vagaba por Europa. ¡Quién hubiera podido vivir en Asís en la época de San Francisco, trabajar en Padua en el taller de Tiziano o ser un ciudadano de Turín en la época de Víctor Manuel II, cuando esta ciudad era la capital de Italia!

Si hubiera vivido en el Sacro Imperio Romano Germánico, sin duda, hubiera sido un soldado y hubiera participado en las guerras de religión. Me hubiera desplazado a las órdenes del emperador desde Tréveris a Ratisbona, desde Colonia a Aquisgrán o puede que hasta hubiera tenido que ir a Friburgo. Aunque, desde luego, hubiera preferido trabajar en Maguncia en la imprenta de Johannes Gutenberg. Es más tranquilo y va más con mi carácter. Y tampoco le hubiera hecho ascos a ser un habitante de Dresde [cuidado con esa ene final del nombre alemán, que se pierde en español] e inventar la porcelana europea.

Desde luego, convendría evitar Burdeos en la época de la filoxera o Nimega en la Segunda Guerra Mundial. Para eso, más vale ser banquero en Basilea o Lausana.

¿Y si hubiera nacido en Gotemburgo? No lo sé, déjame pensar qué hubiera hecho yo si hubiera nacido en medio de Suecia…

Ejercicios: nombres de ciudades extranjeras

En el siguiente ejercicio vas a encontrar veinte nombres de ciudades extranjeras que tienen equivalentes en español. Sustitúyelos y, a continuación, consulta las soluciones.

Un buen día me encontraba en mi casa soñando con cómo sería mi vida si hubiera nacido en otro lugar y en otra época. Me hubiera gustado, por ejemplo, ser el primer portugués que salió de Porto y llegó hasta Mumbai. Seguramente, en mi recorrido, hubiera hecho escala en Capetown, aunque quizás por aquel entonces todavía no se llamara así o ni siquiera estuviera fundada. Quién sabe…

Fantaseaba también con la idea de ser uno de los fundadores de ciudades norteamericanas como New Orleans o Philadelphia, aunque más frecuentemente mi imaginación vagaba por Europa. ¡Quién hubiera podido vivir en Assisi en la época de San Francisco, trabajar en Padova en el taller de Tiziano o ser un ciudadano de Torino en la época de Víctor Manuel II, cuando esta ciudad era la capital de Italia!

Si hubiera vivido en el Sacro Imperio Romano Germánico, sin duda, hubiera sido un soldado y hubiera participado en las guerras de religión. Me hubiera desplazado a las órdenes del emperador desde Trier a Regensburg, desde Köln a Aachen o puede que hasta hubiera tenido que ir a Freiburg. Aunque, desde luego, hubiera preferido trabajar en Mainz en la imprenta de Johannes Gutenberg. Es más tranquilo y va más con mi carácter. Y tampoco le hubiera hecho ascos a ser un habitante de Dresden e inventar la porcelana europea.

Desde luego, convendría evitar Bordeaux en la época de la filoxera o Nijmegen en la Segunda Guerra Mundial. Para eso, más vale ser banquero en Basel o Lausanne.

¿Y si hubiera nacido en Göteborg? No lo sé, déjame pensar qué hubiera hecho yo si hubiera nacido en medio de Suecia…