Sep 192007
 

Siempre que hay partido por la noche escucho alguna emisora de economía por la sencilla razón de que son las únicas en que se puede oír algo que no sea fútbol. Me pasa a mí con las tertulias económicas como a mi padre con los programas de cocina de la televisión. A él, en realidad, no le gusta comer, pero se entretiene viéndolos. Y yo no tengo un duro, pero me lo paso bien oyendo hablar de dinero.

Ahora mismo estoy escuchando a un señor que habla sobre fondos de inversión indiciados. Esta es una forma muy común, pero no por ello está aceptada en la norma culta del español. Lo correcto es fondos indizados o indexados, que son los que tratan de seguir a un índice bursátil. El verbo indiciar significa ‘dar indicios’ o ‘sospechar’. El participio indiciado significaba (y sigue significando en algunos países) ‘sospechoso’. O sea, que un fondo indiciado es un fondo sospechoso.

En plena crisis de las hipotecas basura, con el dólar y las bolsas desplomándose y los inversores aterrados, esto tiene su lógica; pero en cuanto las aguas vuelvan a su cauce espero que los fondos vuelvan a ser simplemente indizados.

 19 de septiembre de 2007  norma, verbo