Nov 072017
 

Es sabido que una de las grandes dificultades del español es la diferencia entre ser y estar. Un caso particular dentro de esta diferencia es el de algunos adjetivos que cambian de significado dependiendo de si se combinan con ser o con estar. Presento a continuación los principales.

a) Ser aburrido – estar aburrido

Ser aburrido se puede referir a personas o cosas. Cuando decimos de alguien o de algo que es aburrido, estamos dando a entender que produce aburrimiento en los demás, por ejemplo:

(1) Mariano es muy aburrido. Le han contratado en un hospital para hacer dormir a los insomnes.

(2) De todas las películas de Bergman, Fanny y Alexander es probablemente la más aburrida.

En cambio, cuando decimos de alguien que está aburrido, a lo que nos referimos es a que siente aburrimiento, como en este ejemplo:

(3) Estoy aburrido. Me voy a comprar un mono para distraerme.

b) Ser bueno – estar bueno

Alguien que es bueno posee la cualidad moral de la bondad:

(4) Clotilde es tan buena que dicen que llegará a santa.

Además, referido a personas, ser bueno puede significar que a alguien se le da bien cierta actividad o que tiene dotes para algo:

(5) Mi primo es muy bueno jugando al fútbol.

Si una cosa es buena, hemos de entender que es conveniente o saludable:

(6) El aceite de oliva es bueno para el corazón.

Cuando una persona está buena, es que no está enferma:

(7) La semana pasada estuve en cama con gripe, pero ya estoy bueno otra vez.

A veces, lo que indica esta expresión es que esa persona es atractiva sexualmente:

(8) Casimiro está buenísimo. Le han prohibido salir a la calle porque ha llegado a provocar accidentes de tráfico.

Por su parte, los alimentos que están buenos tienen buen sabor:

(9) Este pollo al chilindrón está buenísimo. Me voy a comer otro plato.

c) Ser católico – estar católico

Si digo de alguien que es católico, hay que entender que es fiel de la religión católica:

(10) Tradicionalmente, los irlandeses son católicos.

Además existe la expresión no estar (muy) católico, que significa ‘encontrarse indispuesto, no estar bien de salud’:

(11) Creo que el pollo al chilindrón no me ha sentado bien. Hoy no estoy muy católico.

d) Ser consciente – estar consciente:

Ser consciente de algo es tener conocimiento de ello o darse cuenta de ello:

(12) Soy consciente de que no hay que abusar del pollo al chilindrón.

Estar consciente es estar despierto y en pleno uso de sus facultades y sentidos:

(13) El enfermo se encuentra muy débil, pero está consciente.

e) Ser despierto – estar despierto:

Una persona que es despierta es avispada, tiene viveza de mente:

(14) Adelita es una niña muy despierta. Lo entiende todo enseguida.

En cambio, si alguien está despierto es que no está dormido:

(15) ¿Pero todavía estás despierto? Que son las tres de la mañana.

f) Ser fresco – estar fresco:

Si una persona es fresca, es descarada:

(16) ¡Niño, no seas fresco! Deja de sacarle la lengua a la gente.

Pero si le decimos a alguien que está fresco, le estamos dando a entender que no va a ver cumplidas sus esperanzas o expectativas:

(17) Estás fresco si te crees que te voy a traer el desayuno a la cama.

Además, si le decimos a alguien que está fresco, puede que nos refiramos a que va poco abrigado:

(18) Estás muy fresco, que hoy hace frío.

g) Ser interesado – estar interesado

Si alguien es interesado, es egoísta. Se trata de una persona que mira solamente por su interés:

(19) No creo que venga si no le pagas. Es muy interesado.

En cambio, cuando alguien está interesado, es que tiene interés en algo o en alguien:

(20) ¿Está usted interesado en este puesto de trabajo?

h) Ser listo – estar listo

Una persona que es lista es una persona inteligente:

(21) ¡Ay, pero qué listo es mi niño! Ha sacado otro diez en Lengua.

Si alguien o algo está listo, está preparado:

(22) El avión está listo para despegar.

También se le dice a veces a una persona que está lista cuando queremos dar a entender que no se van a cumplir sus deseos o expectativas (es una variante de estar fresco, que hemos visto arriba):

(23) Estás listo si te crees que te van a dar el trabajo.

i) Ser malo – estar malo

Ser malo, dicho de una persona, es ser malvado:

(24) La madrastra de la Cenicienta es muy mala.

Una cosa que es mala es perjudicial o poco conveniente:

(25) El tabaco es malo para la salud.

Cuando una persona está mala, está enferma:

(26) ¿Pero otra vez estás malo? Eso te pasa por abusar del pollo al chilindrón…

Cuando un alimento está malo, es que tiene mal sabor:

(27) El helado de anchoas está malísimo. No lo pruebes.

A veces, puede significar que ese alimento está echado a perder y, por tanto, no es apto para el consumo:

(28) Tira esos boquerones a la basura, que están malos. ¿No ves las moscas?

j) Ser molesto – estar molesto

Si una persona es molesta, es que causa malestar a los demás:

(29) Mi cuñado es un poco molesto, sobre todo cuando le da por meterle el dedo en el ojo a todo el mundo.

Si una persona está molesta con alguien o algo, es que está enfadada:

(30) Es un hombre muy susceptible. Está molesto conmigo. ¡Y todo porque he incendiado su coche nuevo!

k) Ser rico – estar rico

Alguien es rico cuando tiene mucho dinero:

(31) La reina de Inglaterra es más rica que yo.

Un alimento que está rico tiene buen sabor:

(32) Prueba esta tarta, que está riquísima.

l) Ser sobrio – estar sobrio

Cuando alguien es sobrio, es persona de costumbres moderadas:

(33) Felipe II tenía fama de ser tan sobrio como intransigente.

Si una persona está sobria, es que no está borracha:

(34) Qué cosa más rara. He visto a tu primo y estaba sobrio.

La lista anterior no es exhaustiva, pero sí que contiene los casos más representativos. Naturalmente, puede haber diferencias de unos países a otros (y de hecho las hay); pero ahí reside la riqueza de un idioma como el nuestro.

 7 de noviembre de 2017  adjetivo, verbo