Ene 222019
 

Gentrificación es un préstamo del inglés gentrification. Se utiliza para referirse al proceso por el que una zona deprimida o marginal de una determinada ciudad se va renovando para adaptarla a los estándares de vida de las clases acomodadas. Como consecuencia, la población originaria de las zonas afectadas se va viendo desplazada (normalmente, personas pertenecientes a las clases populares, inmigrantes o, en general, grupos económicamente desfavorecidos). Veamos un ejemplo de uso, que suele ser lo más eficaz para captar el significado de una palabra:

Aunque la ciudad y el Estado celebraron el desembarco de un gigante [Amazon] que invertirá en su nueva sede cerca de 5000 millones de dólares y empleará a al menos 25.000 personas, expertos comenzaron a alertar sobre la inevitable gentrificación que desplazará de allí a los sectores de menores recursos, muchos de ellos inmigrantes [La Nación (Argentina), 13-1-2019].

En inglés, gentrificación se deriva del verbo gentrify. Este, a su vez, se compone de dos elementos. Gentry es ‘nobleza’ en el sentido de ‘personas de alcurnia’. Por su parte, -fy es primo hermano de nuestro sufijo -ficar. Uno y otro portan el significado de ‘hacer, convertir’. Surgen del verbo latino facere (‘hacer’), que tomaba la forma -ficare cuando se integraba en compuestos (pensemos, por ejemplo, en petrificare ‘convertir en piedra’). Por tanto, etimológicamente, gentrificar viene a ser elevar el nivel social de una zona.

Inicialmente, esta palabra entra en nuestro idioma como término técnico de la sociología y el urbanismo, pero después se va abriendo camino en el lenguaje cotidiano debido a la importancia que están teniendo los procesos de gentrificación en las principales ciudades de los países de habla española. El siguiente gráfico muestra cómo se dispara su uso en nuestro idioma desde finales del siglo XX:

La palabra gentrificación no está recogida en el Diccionario de la lengua española (2014). No obstante, en el momento en que redacto este artículo (enero de 2019), las Academias de la Lengua están estudiando su incorporación. Por otra parte, tampoco hay una alternativa que goce de aceptación más o menos general. Gentrificación aporta un significado específico que no está recogido en ninguna palabra de nuestro idioma. Por tanto, parece que nos encontramos ante uno de esos casos en que el préstamo realmente aporta algo a la lengua de acogida.

Lo que hemos dicho arriba vale también para gentrificar o gentrificador (salvando las distancias).

COMPÁRTELO
 22 de enero de 2019  etimología, léxico, sustantivo