Etimología de 'tragedia'

Nuestro nombre tragedia nos llega por mediación del latín tragoedia, tomado a su vez del griego tragoidía ‘el canto de la cabra’. El nombre griego se compone de trágos ‘cabra’ y oidía ‘canto’ (piénsese en el castellano oda).

Hay varias hipótesis para esta etimología. Según una de ellas, en los festivales en honor de Dioniso-Baco se entonaban cantos religiosos que se acompañaban del sacrificio de una cabra. También es posible que se ofreciera una cabra como premio en un certamen teatral. Este animal, en cualquier caso, remite a Dioniso, dios del vino.

Nos encontramos aquí con una denominación metonímica: la obra poética se nombra por uno de los elementos que acompañan a la declamación o representación.

Covarrubias ya se refiere a alguna de estas hipótesis en su Tesoro de la lengua castellana o española:

TRAGEDIA, una representación de personages graves, como Dioses en la Gentilidad, Éroes, Reyes, y Príncipes; la qual de ordinario se remata con alguna gran desgracia, Lat. tragedia a Graeco tragodia. Díxose tragedia, del nombre tragos, hircus, porque al principio que se introduxo este género de poema davan por premio un cabrón, o según otros que se tiene por más cierto un cuero de vino, que como a todos consta, es el pellejo de un cabrón. Lo qual da a entender Horacio en el arte poética [...]  [Covarrubias: tragedia, acceso: 31-5-2008]