Puntos suspensivos y punto

No podemos combinar los puntos suspensivos con un punto. Esto es lógico, pues los puntos suspensivos ya son puntos de por sí, por lo que no hay necesidad de añadir otro más.

Hay solo un par de excepciones. Para empezar, sí podemos combinarlos con el punto de una abreviatura:

(1) Indicar en la solicitud vol., fol….

Al sumar el punto de la abreviatura a los puntos suspensivos, acumulamos un total de cuatro, como se puede comprobar en (1). Aunque esto es posible, resulta poco recomendable. Es preferible buscar alternativas en lugar de amontonar puntos de esta manera. Como se puede ver también en el ejemplo anterior, no se deja espacio entre el punto de la abreviatura y los suspensivos. Los cuatro han de ir pegados a la abreviatura que los precede.

Cuidado: Nunca debemos añadir los puntos suspensivos tras la abreviatura etc., puesto que tienen un valor comparable. Si lo hiciéramos, nos encontraríamos ante un caso de redundancia gráfica.

También podemos combinar los puntos suspensivos con signos que contienen ellos mismos un punto, concretamente, el signo de interrogación (?) y el de exclamación (!). Cuando el texto que se sitúa entre los signos de interrogación o exclamación está incompleto, los puntos suspensivos quedan en el interior:

(2) ¿Dice que se llama señora de…?

(3) ¡Pero…!

En cambio, si el fragmento de texto que queda encerrado entre signos de interrogación o exclamación se considera completo, los puntos suspensivos se desplazan al exterior:

(4) ¿Cómo dice que se llama?… ¿Y cuándo viene?…

(5) ¡Esto es increíble!…

En uno y otro caso, los puntos suspensivos se escriben pegados al otro signo, tal y como se ha hecho en los ejemplos de arriba.

Para el uso de las mayúsculas en combinación con los puntos suspensivos puede verse la entrada Mayúscula y minúscula después de puntos suspensivos.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Un pensamiento en “Puntos suspensivos y punto

Los comentarios están cerrados.