Ene 302013
 

Los puntos suspensivos tienen dos funciones principales:

a) Indicar suspensión del discurso.

b) Indicar omisión de algún elemento en un texto.

Por lo que respecta a su ortografía hay que saber lo siguiente:

a) Después de los puntos suspensivos unas veces se escribe mayúscula y otras, minúscula, dependiendo de si se da por concluido el enunciado o si se retoma este a continuación.

b) Los puntos suspensivos son incompatibles con el punto (con alguna pequeña excepción).

c) En cambio, son compatibles con la coma, el punto y coma y los dos puntos.

d) Son también compatibles con signos dobles como los paréntesis, las rayas y las comillas.

Pero para utilizar correctamente este signo de puntuación no basta con conocer sus funciones y las consideraciones ortográficas anteriores. Además hay que tener algunas nociones ortotipográficas:

a) Los puntos suspensivos son tres y solo tres.

b) Se escriben pegados a la palabra anterior (Bueno…).

c) Si lo que viene a continuación es una palabra, hay que dejar un espacio en blanco entre los puntos suspensivos y esta (Pero… si tú no ibas a venir).

d) En cambio, si van seguidos de otro signo de puntuación, no se deja espacio alguno (No…, yo no fui).

c) Siempre van delante de la llamada de nota a pie de página o de nota final.

Si vas siguiendo los enlaces anteriores, encontrarás las explicaciones detalladas correspondientes a cada punto. Si además te las aprendes, podrás utilizar correctamente este signo de puntuación.

  Un comentario en “Uso de los puntos suspensivos”

  1. Estupendo, maestro.
    Soy reportero y este blog me ha servido enormidades en mi diario quehacer de escribir.
    Magnífica idea para ayudarnos a quienes amamos nuestro bello idioma.
    Saludos.