Archivo de la categoría: adverbio

Tanto… como…

La expresión tanto… como… forma una correlación que expresa una noción de igualdad:

(1) Es necesario solucionar tanto los problemas económicos como los sociales.

Podemos parafrasearla con lo mismo… que…:

(2) Es necesario solucionar lo mismo los problemas económicos que los sociales.

Cuando la expresión formada con tanto… como… funciona como sujeto, el verbo tiene que ir en plural:

(3) Tanto Sisebuto como la duquesa eran grandes aficionados a la ópera.

En el fondo, esta expresión viene a ser una forma más enfática y elaborada de expresar la misma idea que la conjunción y:

(4) Es necesario solucionar los problemas económicos y los sociales.

(5) Sisebuto y la duquesa eran grandes aficionados a la ópera.

El error más frecuente en el uso de esta expresión consiste en mutilarla eliminando el segundo miembro: como.

(6) Se ha celebrado una reunión en la que han participado tanto partidos políticos, sindicatos y asociaciones vecinales.

Lo que se debe decir en el ejemplo de arriba es esto otro:

(7) Se ha convocado una reunión en la que han participado tanto partidos políticos como sindicatos y asociaciones vecinales.

Si eliminamos como, le estamos haciendo un flaco favor a nuestro oyente o lector porque le desorientamos y le obligamos a hacer un esfuerzo adicional para entendernos. No cuentes con que todas las personas querrán o podrán hacer ese esfuerzo.

A veces se puede producir un choque entre el como de esta expresión y otro como que viene exigido por la gramática:

(8) Eliodoro era muy apreciado tanto como filósofo como como jugador de rugby.

Esto no es gramaticalmente incorrecto, pero produce cacofonía. Lo que hay que hacer en estos casos es sustituir tanto… como… por alguna expresión equivalente:

(9) Eliodoro era muy apreciado lo mismo como filósofo que como jugador de rugby.

(10) Eliodoro era muy apreciado no solo como filósofo, sino también como jugador de rugby.

(11) Eliodoro era muy apreciado como filósofo y como jugador de rugby.

Conviene saber también que, por lo general, no se utiliza coma con tanto… como…

Además, podemos encontrar expresiones comparativas en las que tanto se combina con como, pero eso ya es harina de otro costal. Lo que nos interesa aquí son estos usos en los que tanto… como… es un equivalente aproximado de la conjunción y.

Soluciones: ‘delante mío’ y similares

Comprueba las soluciones al ejercicio sobre delante mío y similares. Como de costumbre, cada respuesta correcta vale un punto.

a) No te pongas delante de mí: es correcto y es la única posibilidad correcta.

b) Lo tienes justo detrás tuyo de ti.

c) Solo veía ruina a su alrededor: correcto. En esta caso también sería correcto alrededor suyo.

d) ¡Ven aquí, al lado mío!: correcto. También sería correcto a mi lado.

e) El vecino que vive encima mía de mí siempre está haciendo ruido.

f) Pues el que vive debajo tuyo de ti dirá lo mismo.

g) Me gusta tenerte cerca mío de mí porque así estás más controlado.

h) Me voy lejos de ti: correcto.

i) Te tengo dicho que no aparques enfrente nuestra de nosotros.

j) Es un sentimiento que lleva uno dentro de sí: correcto.

Para terminar de aclarar dudas, estudia el artículo sobre “Delante mío y delante de mí“.

Ejercicios: ‘delante mío’ y similares

En las siguientes oraciones tienes que decidir si las secuencias resaltadas en negrita son correctas. En caso de que haya algún error, tienes que corregirlo. Te puede venir bien el artículo sobre “Delante mío y delante de mí“.

a) No te pongas delante de mí, que no veo.

b) Lo tienes justo detrás tuyo. Date la vuelta y lo verás.

c) Solo veía ruina a su alrededor.

d) ¡Ven aquí, al lado mío!

e) El vecino que vive encima mía siempre está haciendo ruido.

f) Pues el que vive debajo tuyo dirá lo mismo.

g) Me gusta tenerte cerca mío porque así estás más controlado.

h) Me voy lejos de ti.

i) Te tengo dicho que no aparques enfrente nuestra.

j) Es un sentimiento que lleva uno dentro de sí.

Ahora, a mirar las soluciones.

Soluciones: aparte y a parte

Estas son las soluciones al ejercicio sobre aparte y a parte. Cada respuesta correcta vale un punto.

1. aparte

2. aparte

3. a parte

4. aparte

5. aparte

6. aparte

7. aparte

8. aparte

9. aparte

10. a parte

Como verás, los casos en que hemos escrito aparte junto son la inmensa mayoría. Es lo que te va a pasar en la vida real. Cada vez que tengas el impulso de escribir a parte separado, desconfía; probablemente estás metiendo la pata.

Si todavía te quedan dudas, consulta el artículo sobre aparte junto y a parte separado.

Ejercicios: aparte y a parte

En este ejercicio vamos a practicar la diferencia entre apartea parte. Tienes que rellenar los huecos con una expresión o la otra.

1. Me voy a dejar este bocadillo aquí ________ para comérmelo luego.

2. Este chico es un caso ________.

3. Estas medidas benefician ________ de los trabajadores, pero perjudican a casi todos los demás.

4. Y luego, ________ de los mosquitos están los cocodrilos, que también son bastante molestos.

5. Ellos no se juntan con nadie. Siempre andan ________ de todo el mundo.

6. Dejemos ________ nuestras diferencias y tratemos de llegar a un acuerdo.

7. A los niños vamos a echarles de comer ________.

8. La presidenta hizo un _______ para hablar a solas con su equipo.

9. No se me ocurre ninguna solución, ________ de comprar un coche nuevo.

10. Las humedades afectan ________ de la fachada del edificio.

Vamos a ver las soluciones.

Ejercicios: acentuación de adverbios en -mente

Vamos a practicar la acentuación de los adverbios terminados en -mente. Tienes que decidir si es necesaria la tilde en los adverbios que encontrarás destacados en negrita.

1. Entiendo perfectamente cuál es tu situación.

2. Ven para acá lo más rapidamente posible.

3. Mi amigo visitaba asiduamente aquel café.

4. Esto es lo que comunmente se denomina una birria.

5. Este ejercicio lo resuelvo yo facilmente.

6. Actualmente me interesan sobre todo los adverbios en -mente.

7. Nos vamos incorporando a todo tardiamente.

8. Nos saludó cortesmente quitándose el sombrero.

9. Todo terminó felizmente.

10. Has quedado feamente con esa contestación.

Ahora, comprueba las soluciones.

Coordinación de adverbios en -mente

Cuando se coordinan dos o más adverbios en -mente, lo normal es que dicha terminación aparezca tan solo en el último, tal como se hace en (1):

(1) [...] el Gobierno, mal que les pese a los opositores, es el que está en posición de capitalizar más rápida y eficientemente ese enojo colectivo [La Nación (Argentina), acceso: 28-11-2012].

Lo más frecuente es que aparezcan coordinados con la conjunción y, como en el ejemplo anterior, pero también podemos encontrar la conjunción pero (2) y la conjunción o (3):

(2) [...] se decía: “Debe hacerse todo lo necesario, rápida pero eficazmente, con el fin de que Allende no pueda mantenerse en los próximos seis meses, que serán cruciales” [Jorge Edwards: Persona non grata].

(3) Cualquier cosa pudo torcer el volante o distraer su atención, premeditada o involuntariamente [Eduardo Levy Yeyati: Gallo].

Incluso puede desgajarse el elemento -mente en construcciones comparativas como la de (4), introducida mediante la fórmula tan… como…:

(4) [...] utilizando además sus botes podían poner la fuerza en tierra tan rápida como eficazmente [Agustín Ramón Rodríguez González: Trafalgar y el conflicto naval anglo-español del siglo XVIII].

¿Y entonces es incorrecto repetir -mente? No, desde el punto de vista gramatical no hay nada que impida formar combinaciones como rápidamente, ágilmente y eficazmente. Sin embargo, esto resulta pesado, por lo que es preferible evitarlo.

No es esta la única peculiaridad de estos adverbios. Los adverbios en -mente tienen una regla especial de acentuación. Si aún no la conoces, puedes leerla siguiendo el enlace. Y si te interesa este tema, también puedes hacer unos ejercicios para practicar la acentuación de los adverbios en -mente.

Ejercicios: fuera, afuera, delante, adelante, etc.

Indica si las secuencias destacadas en negrita en las siguientes oraciones son correctas. Corrige las que no lo sean. Te puede venir bien leer la entrada sobre el uso de los adverbios fuera, afuera, dentro, adentro, etc., así como la entrada sobre alante. Para comprobar tus respuestas, consulta las soluciones.

a) Me miró de arriba a abajo

b) Pues el caso es que no se está mal aquí dentro

c) ¿Por qué no te vas fuera un ratito?

d) ¡Niño, sube arriba y bájate el New York Times!

e) Ponte tú en el asiento de alante

f) Te tengo dicho que no pongas los pies arriba de la mesa

g) Pues el caso es que no se está mal aquí adentro

h) ¿Por qué no te vas afuera un ratito?

i) —¿Se puede? —¡A delante, a delante!

j) Si no está el tractor delante del palacete, es que no está en casa

'Aprisa' y 'a prisa'

Aprisa admite, al menos en principio, dos grafías diferentes: en una palabra (1) o en dos (2):

(1) La limpieza es total, en todas partes, no obstante la gran cantidad de gente que camina aprisa, mientras consume alimentos pasajeros [...] [El Meridiano de Córdoba (Colombia), acceso: 25-10-2012]

(2) También nos alejamos del vivir a prisa e irreflexivamente, para hacerlo de un modo más sereno y meditado [Los Andes (Argentina), acceso: 25-10-2012]

Sin embargo, como suele ocurrir cuando tenemos la opción de escribir junto o separado, se prefiere la primera.

Este es un caso análogo al de otros adverbios, como deprisa, enseguida, enfrentealrededor.

Ex profeso

Ex profeso es una expresión de origen latino que significa ‘intencionadamente, expresamente’, como en los siguientes ejemplos:

(1) [...] durante muchos años —los que van, grosso modo, desde 1968 hasta 1982— me atizaba un par de canutos, ex profeso, cada vez que tenía que conducir por carretera [Dragolandia (España), acceso: 6-8-2012]

(2) En Bagdad, en 2003, turbas contratadas ex profeso irrumpieron en el Museo Nacional y se apoderaron de los tesoros de Mesopotamia [La Jornada (México), acceso: 6-8-2012]

Se admite también escribirla fusionada en una sola palabra: exprofeso.

(3) Quizás la crisis nos obligará a volver al bosque a cortar leña para la estufa, pero si no es así, habrá que hacerlo exprofeso [Informacion.es, acceso: 6-8-2012]

Sin embargo, es una falta de ortografía el unir las dos palabras con un guion: ex-profeso.

Conviene advertir, asimismo, que no se debe escribir esta expresión en cursiva ni entre comillas, puesto que se trata de un latinismo adaptado. En latín se escribía con dos eses (ex professo), pero se modificó su escritura para adaptarla a la ortografía española. Por eso, simplemente se escribe en letra redonda como el resto del texto, sin destacarlo de ningún modo.

No debemos confundir profeso con proceso. Son incorrectas las expresiones ex proceso y exproceso. Además, este es un desliz en el que pueden incurrir fácilmente quienes se fían del corrector ortográfico del procesador de textos, ya que estos sistemas no están preparados para detectar usos incorrectos de palabras que están recogidas en su diccionario.

Otro error común consiste en añadir la preposición de y llegar así a expresiones como de ex profesode ex proceso.

Tampoco debemos emplear el adverbio exprofesamente. Ex profeso ya tiene de por sí valor adverbial, por lo que no hay necesidad de crear un adverbio nuevo.

En cualquier caso, si no estás seguro del significado, el uso correcto, la ortografía o la pronunciación de ex profeso, probablemente te podrías ahorrar muchos quebraderos de cabeza hablando y escribiendo con más sencillez. Se trata simplemente de sustituir esta expresión por otras que no solo son impecables, sino que no ofrecen lugar a dudas, como intencionadamente, a propósito o, incluso, aposta.

Vamos a practicar un poco con un ejercicio.