Nov 282008
 

El tamaño importa, sí señor. Pero cuando hablamos de palabras, menos es más.

Las palabras largas suenan importantes. Por eso quien no tiene gran cosa que decir suele echar mano de ellas. Pues bien, lo breve es más directo, más eficaz y normalmente indica mejor estilo. Si podemos escoger, debemos quedarnos con la forma más corta y sencilla (siempre que el significado y el registro sean los adecuados, naturalmente).

Hay quien dice escuchar en lugar de oír simplemente porque la segunda le parece poca cosa. Si en algún contexto podemos elegir entre explotar y explosionar, preferiremos la primera. Y lo mismo se aplica a ver y visualizar, hoy y actualmente, etc. Veamos un ejemplo:

(1) Los interesados en esta iniciativa pueden acceder a la tienda con su clave personalizada y visualizar el amplio abanico de productos.

Visualizar tiene su propio significado y habrá casos en los que tendremos que emplear esa palabra porque expresa exactamente lo que queremos decir. Pero en el ejemplo anterior es solo una forma más pomposa de decir ver. ¿No te suena mejor esto?:

(2) Ver el amplio abanico de productos

Para explicar una banalidad de forma hinchada y complicada vale cualquiera. Lo que tiene mérito es expresar ideas complejas con sencillez, precisión y claridad.

 28 de noviembre de 2008  léxico

  2 comentarios en “El tamaño importa”

  1. Buenos días,Alberto:
    Solo quisiera decir que en cualquier caso es incorrecto el uso de visualizar en este ejemplo:
    Todos los interesados […]pueden […] visualizar el amplio abanico de productos.

    Aquí, es el monitor el que visualiza el abanico de productos y no las personas. Como bien dices, las personas “ven” los productos. No es que quede mejor decirlo así es que, en este caso concreto, nosotros no podemos visualizarlos ni visibilizarlos… de eso se ocupa el aparato.

    Saludos.

  2. Ahorrando palabrería pomposa: este artículo es magistral.