Coma antes de ‘y’ para evitar confusiones

Como norma general no se escribe coma antes de la conjunción y. Sin embargo, hay algunos casos específicos en los que sí es aconsejable o incluso necesario utilizar este signo de puntuación. Debemos hacerlo cuando su ausencia pueda dar lugar a confusiones, por ejemplo:

(1) Mariano se comió dos platos de lentejas, una barra de pan y además media sandía y hasta unos niños que pasaban por allí se le quedaron mirando.

La redacción de (1) nos lleva a pensar en un primer momento que Mariano no solo se comió las lentejas, el pan y la sandía, sino además a los niños. Tenemos que llegar hasta el final para darnos cuenta de que estos simplemente le miraban. Para evitar esto, lo que nos hace falta es una coma bien puesta:

(2) Mariano se comió dos platos de lentejas, una barra de pan y además media sandía, y hasta unos niños que pasaban por allí se le quedaron mirando.

La coma de (2) nos indica que hay una separación entre lo uno y lo otro, que no hay que poner a los niños en el mismo saco que la comida (por suerte para ellos).

Mira este otro ejemplo:

(3) Mariano comía durante todo el día y durante toda la noche se dedicaba a dormir.

Lo primero que interpretamos es que el bueno de Mariano se pasa todo el día y toda la noche comiendo. Tenemos que llegar hasta el final para enterarnos de que por la noche cambia de actividad.

El problema se soluciona, una vez más, con una coma:

(4) Mariano comía durante todo el día, y durante toda la noche se dedicaba a dormir.

Siempre que la falta de coma antes de y pueda dar lugar a malentendidos, debes ponerla.