¿’Especie’ o ‘especia’?

Especie y especia son dos sustantivos que están muy cercanos por su forma y por su origen. Eso mismo da pie a que los confundamos. Pero tú no vas a caer en este tipo de errores porque para eso estás leyendo este artículo del Blog de Lengua.

Una especie es una clase, un tipo, una variedad de algo. Por ejemplo, el capítulo IV de la famosa gramática de Bello se titula así:

Capítulo IV

Varias especies de nombres

Andrés Bello: Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos

Como te puedes imaginar, el insigne gramático venezolano examina allí los diferentes tipos de sustantivos que existen en español. También podemos hablar de especies animales, vegetales, etc., que, al fin y al cabo, son tipos o variedades que diferenciamos.

Además, en español utilizamos la expresión una especie de para referirnos a algo que viene a ser como cierta cosa, pero sin llegar a serlo del todo. Mira este ejemplo:

(1) Se oyó una especie de sollozo.

Fernando Fernán Gómez: El viaje a ninguna parte

El ejemplo (1) nos está dando a entender que se oyó algo que era como un sollozo, pero no terminaba de serlo. Si fuera un sollozo con todas las de la ley, sobraría el añadido una especie de.

Un pago en especie es el que se hace con mercancía, con objetos que te entregan (en lugar de utilizar dinero, que es lo habitual en nuestros días). Te lo voy a ilustrar con el siguiente ejemplo, que además tiene la ventaja de que explica el concepto:

(2) Pago en especie es toda remuneración que no consiste en dinero. El pago en especie suele consistir en el alojamiento (uso de habitación), la alimentación, la entrega de comestibles o combustible, etc.

Ernesto Krotoschin: Tratado práctico de derecho del trabajo

También se puede utilizar la forma plural en especies:

(3) La progresiva sustitución del pago en especies por el salario no aumentó proporcionalmente la circulación de moneda en los campos; la población rural continuó alejada —total o parcialmente— de la demanda de productos manufacturados […]

Jesús González M. y otros: La planificación del desarrollo agropecuario: un enfoque para América Latina

Lo que debemos evitar es la expresión pago en especias porque esto (si acaso) tendría un sentido completamente diferente. Y enlazo aquí con la siguiente parte de este artículo.

Las especias son sustancias de origen vegetal que sirven para aromatizar los alimentos. Me refiero a condimentos como la pimienta, la canela, la nuez moscada, etc. Por tanto, no es imposible que te paguen en especias, pero sí que me parece poco probable.

Sebastián de Covarrubias se refiere así a las especias en su Tesoro de la lengua castellana o española (1611), que es el primer diccionario de una lengua vulgar europea:

(4) ESPECIAS, vulgarmente llamamos especias las drogas que vienen de las Indias, con que damos gusto y sabor a los guisados, como son clavos, canela, xengibre, pimienta y no solo estas, pero cualquier otra cosa medicinal que se vende en las boticas, de donde los boticarios se llaman en lengua toscana especiarios y los latinos los llaman venenarios […] y es assí que las especies son todas de su naturaleza calientes y si no se ministrassen con su moderación y justa dosis, podrían matar. Y porque en ellas ay diversos grados de calor, se llamaron especies, que difieren entre sí y concurren en el género. Y assí, quien va a la tienda por especias, pide quatro o diez maravedís de especias y en un papelillo le dan pimienta y clavos y açafrán, etc.

Sebastián de Covarrubias: Tesoro de la lengua castellana o española

Si lees el texto anterior con atención, te percatarás de que nuestro amigo Covarrubias mezcla especia y especie, que es lo mismo que nos sigue pasando en la lengua actual.

Llegados a este punto, te voy a hacer una confesión. Una y otra palabra tienen el mismo origen: proceden del latín species. Sin embargo, a lo largo de los siglos su uso se ha ido especializando. En la lengua actual no es aceptable intercambiarlas. No obstante, si alguna vez te pasa, quiero que sepas que al mayor lexicógrafo europeo del siglo XVII también le ocurría.