Onomatopeyas: ¿junto o separado?

Las onomatopeyas presentan sus dificultades a la hora de escribir junto o separado. Este es otro ámbito en que la Ortografía de 2010 fijó y delimitó con reglas explícitas lo que tradicionalmente se venía haciendo por pura costumbre.

Vídeo

Te animo a que veas esta lección en vídeo:

Suscríbete gratis

Envía un correo a blog@lengua-e.com con la palabra Suscripción en el asunto. Todas las semanas recibirás artículos, vídeos e información sobre cursos para hablar bien y escribir mejor.

YouTube video
Onomatopeyas: ¿junto o separado?

¿Qué son las onomatopeyas?

Las onomatopeyas son palabras que se forman por imitación de un sonido del mundo, por ejemplo:

(1) tictac (‘sonido del reloj’)

(2) pum (‘explosión, golpe’)

(3) achís (‘estornudo’)

A mí me gusta particularmente la denominación alemana: Lautmalerei. Su traducción literal es ‘pintar con sonidos’. Efectivamente, estas palabras expresivas son un intento de retratar el mundo con los sonidos del idioma. Por su parte, nuestro término onomatopeya procede del griego ónoma, -atos (‘nombre’) y poeía (‘creación’), es decir, ‘creación de palabras’.

Muchas onomatopeyas presentan una estructura repetitiva, como ocurre con tictac. Por tanto, habrá que decidir si esas repeticiones se escriben juntas o separadas. Esto depende de los factores que te expongo a continuación.

Cuándo se escriben en una sola palabra

Las onomatopeyas repetitivas se escriben en una sola palabra cuando funcionan como sustantivos, por ejemplo:

(4) Escuchaba con ansiedad el tictac de aquel reloj.

Vas a reconocer estas onomatopeyas sustantivadas por algunos indicios. Como ves, la onomatopeya del ejemplo lleva delante el artículo el. Eso ya te está indicando que funciona como sustantivo. Otro indicio es que las onomatopeyas sustantivadas admiten el plural como buenos sustantivos que son:

(5) Ya estoy harto de tictacs y de ruiditos.

Las onomatopeyas repetitivas sustantivadas se escriben unidas si tienen tres sílabas o menos. Este límite se fija de forma explícita en la Ortografía de 2010. Te muestro un ejemplo con la máxima extensión admitida:

(6) Aquel chunchunchún invitaba a lanzarse a la pista de baile.

En este ejemplo, el demostrativo aquel te está dando la pista para saber que la onomatopeya está sustantivada. Como no supera las tres sílabas, la escribo en una sola palabra. Además, ya ves que se acentúa siguiendo las reglas generales. Es una palabra aguda terminada en -n. Por tanto, lleva tilde necesariamente.

¿Y qué pasa si una onomatopeya es repetitiva y está sustantivada, pero supera las tres sílabas? Entonces tendremos que escribirla separada.

Cuándo se escriben en varias palabras

Si una onomatopeya es repetitiva y está sustantivada, pero tiene cuatro sílabas o más, vamos a escribir las repeticiones como palabras independientes separadas con comas:

(7) Aporreaba la puerta con un pum, pum, pum, pum, pum atronador.

Esto constituye una excepción a una regla de uso de la coma que dice que las repeticiones expresivas de palabras no se separan con coma (Me gusta el café café).

Lo que te he contado hasta aquí se refiere a onomatopeyas repetitivas que están sustantivadas. Además, hay que tener en cuenta lo que ocurre con las que no están sustantivadas.

A menudo, empleamos las onomatopeyas con un puro valor de imitación de los sonidos del mundo. En este caso, las repeticiones se escriben siempre como palabras independientes (independientemente del número de sílabas). Como es lógico, seguiremos separando con coma:

(8) Las carcajadas se oían desde mi casa: «Ja, ja, ja, ja, ja».

En este ejemplo, la onomatopeya no funciona como sustantivo. Es un simple intento de reproducir el sonido de la risa. La onomatopeya acumula cinco sílabas. Como no es una sustantivación, la escribimos separada. Procederíamos igual aunque constara solamente de dos o tres sílabas:

(9) Me molestaba esa risita condescendiente: «Ja, ja».

Para completar, te cuento que la ortografía admite una alternativa para los casos en que escribimos separado. Esta se aplica cuando nos interesa específicamente resaltar que los sonidos se suceden rápidamente. En ese caso puedes enlazar con guiones:

(10) Hablaba como una ametralladora: «¡Ra-ta-ta-ta-ta!».

Los guiones del ejemplo recalcan que esa persona habla a toda velocidad y sin interrupción. Yo conozco a unas cuantas que lo hacen así.