Etimología de ‘mandarina’

Coromines nos da la siguiente etimología de mandarina en el Breve diccionario etimológico de la lengua castellana:

Mandarina ‘especie de naranja’, [...] probablemente de mandarín por alusión al color del traje de este.

Esta etimología se basa en la metonimia. La mandarina se introduce en Europa en el siglo XIX procedente de China. Podemos identificar a partir de este dato una primera relación metonímica de contigüidad espacial: las mandarinas vienen del país de los mandarines.

Hay una ulterior metonimia que tiene que ver con el color, que es el mismo. El traje del mandarín y la cáscara de la mandarina son de color anaranjado.

Estas relaciones no debían de resultar evidentes para muchos hablantes. De ahí que surgiera la forma no normativa mondarina por etimología popular.

Comenta este artículo en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Un pensamiento en “Etimología de ‘mandarina’

  1. merengue

    Es interesante que la palabra mandarín, como se les decía a los altos funcionarios en la antigua China, es un vocablo portugués, pero no proviene de mandar, como a menudo lo sugiere la etimología popular, sino del malayo mantari, “consejero”.

Los comentarios están cerrados.