Jul 092019
 

En un blog disponemos de algunos recursos tipográficos para destacar partes del texto y así guiar al lector. Sin embargo, su uso se aparta hasta cierto punto de lo que estaba establecido en la tradición ortotipográfica, pues las posibilidades y limitaciones de las pantallas son diferentes de las del papel.

El recurso más utilizado es la negrita porque es el que mejor se aprecia en pantalla. Es la forma más habitual de llamar la atención sobre una parte del texto. Esto rompe con la tradición de la página impresa, donde se procura evitar este tipo de letra fuera de los títulos.

Podemos servirnos también de la cursiva, aunque no funciona igual de bien que en papel. Con algunos tipos de letra y pantallas puede confundirse fácilmente con la redonda, o sea, con la letra normal.

En la tradición impresa se huía del subrayado, pero en Internet este ha resucitado como elemento diferenciador de los hipervínculos en unión con el color. Por lo demás, solo encuentra su utilidad cuando ya hemos agotado las posibilidades que nos ofrecen la negrita y la cursiva.

El tachado se emplea a veces para indicar que hemos corregido una parte del texto o que algo es incorrecto. Apenas se utilizaba en la página impresa. No conviene abusar de él tampoco en pantalla.

El color encarecía considerablemente la impresión. En textos electrónicos esto deja de ser un factor. El color es la principal marca diferenciadora de los hipervínculos, por encima del subrayado, al que va desplazando poco a poco. Los enlaces se suelen resaltar en un azul que cambia de tono una vez que pulsamos en ellos. Es preferible renunciar a otros usos de los colores, que solo sirven para introducir confusión y nos hacen caer rápidamente en el abigarramiento.

En general no recurriremos a diferentes tamaños de letra más allá de los que vienen preestablecidos por la plantilla para marcar los títulos.

Todos los recursos tipográficos deben ser funcionales: han de servir para algo que no sea decorar. En cualquier caso, es imprescindible utilizarlos con parsimonia.

Si lo que te interesa es cómo escoger el tipo de letra para un blog, pincha en el enlace.

COMPÁRTELO
 9 de julio de 2019  redacción