Archivo de la categoría: adjetivo

Plural de palabras terminadas en -á

Los sustantivos y adjetivos terminados en  forman el plural añadiendo una ese:

(1) la mamá > las mamás

(2) el pachá > los pachás

Como curiosidad podemos decir que hay un modelo antiguo en -es del que todavía se encuentran restos en palabras de uso poco frecuente, como faralaesalbalaes:

(3) Entonces aparecía una cantaora con traje de faralaes, muy seria y con un clavel pinchado en lo alto del moño, y se ponía a cantar en una jerga ininteligible una supuesta copla de cante jondo [Manuel Ruiz-Castillo: Muchos recuerdos de Tip].

(4) Los escribanos de los concejos debían ocuparse de trasladar a los correspondientes libros todos los privilegios, cartas, ordenanzas, cédulas y albalaes [Isabel Martínez Navas: Gobierno y administración de la ciudad de Logroño en el Antiguo Régimen].

También forma así su plural la vocal a:

(5) la a > las aes

Este modelo antiguo es el mismo que encontramos en el plural de las palabras terminadas en  y en el plural de las palabras terminadas en . Salvo los ejemplos mencionados, hay que evitarlo en los sustantivos y adjetivos terminados en -a tónica. Son incorrectos los plurales como papasessofases.

Plural de palabras terminadas en vocal átona

Los sustantivos y adjetivos que terminan en vocal átona forman el plural añadiendo -s:

(1) la marquesa > las marquesas

(2) el jefe > los jefes

(3) el panoli > los panolis

(4) el ciruelo > los ciruelos

(5) el espíritu > los espíritus

Cuando decimos que la vocal es átona, nos referimos simplemente al hecho de que se pronuncia sin acento, es decir, que el golpe de voz de la pronunciación no recae sobre ella. Esto es independiente de si se escribe con tilde o sin tilde. Si no tienes claro el concepto, te conviene leer el artículo en el que se explica cómo determinar cuál es la sílaba tónica de una palabra.

Plural de palabras terminadas en -j

Los sustantivos y adjetivos terminados en jota forman el plural añadiendo -es:

(1) el reloj > los relojes

(2) el boj > los bojes

(3) el carcaj > los carcajes

Se trata de un grupo de palabras extremadamente reducido: apenas encontramos una docena. Aparte de las citadas arriba, se puede mencionar algún préstamo reciente:

(4) el sij > los sijes

Las palabras de origen extranjero, cuando ya están suficientemente integradas en el español pasan a formar el plural según los modelos disponibles en nuestra lengua.

Plural de palabras terminadas en -k

Los sustantivos y adjetivos terminados en ka forman el plural añadiendo -s:

(1) El ebook > los ebooks

(2) El anorak > los anoraks

Como se puede ver por los ejemplos, se trata de palabras de origen extranjero. Son relativamente frecuentes porque muchas de las palabras del inglés presentan esta terminación. Como es sabido, esta lengua es la principal fuente de préstamos lingüísticos en el español actual.

Plural de palabras terminadas en -z

Los sustantivos y adjetivos que terminan en -z forman el plural añadiendo -es:

(1) el juez > los jueces

(2) el alférez > los alféreces

(3) la codorniz > las codornices

Las palabras con esta terminación por lo general forman parte del léxico patrimonial del español; es decir, se trata de palabras de toda la vida cuyo plural no presenta mayor dificultad. La única precaución que hay que tener es estar atento al cambio de la consonante final, pues al entrar la zeta en contacto con la e de la terminación, se convierte en ce:

(4) -z > -ces

Tales alternancias de consonantes para una misma palabra son las que suelen inducir a error a quienes tienen dificultades ortográficas.

Esta regla se aplica siempre que la zeta no vaya acompañada de más consonantes, pues de lo contrario entraría en funcionamiento lo previsto para el plural de palabras terminadas en dos o más consonantes.

Plural de palabras terminadas en -ch

En español apenas hay un puñado de sustantivos y adjetivos terminados en -ch. Por lo general se mantienen invariables en plural:

(1) el zarévich > los zarévich

Algunos de los más frecuentes forman el plural añadiendo -es:

(2) el sándwich > los sándwiches

Otros vacilan todavía entre las dos posibilidades:

(3) el brunch > los brunch / los brunches

Como es fácil apreciar por los ejemplos, se trata en todos los casos de palabras tomadas de otras lenguas y además tienden a mostrar a las claras su condición de extranjerismos. Es esta falta de adaptación a nuestra lengua lo que da pie a las vacilaciones en la formación de su plural, que resultan más notables en aquellos que presentan menor frecuencia de uso.

Plural de palabras terminadas en -b

Los sustantivos y adjetivos terminados en be forman el plural añadiendo -s:

(1) web > webs

(2) esnob > esnobs

(3) kebab > kebabs

Como es fácil comprobar por los ejemplos, las palabras con esta terminación son préstamos de otras lenguas.

La excepción a la regla anterior la constituye club, que tiene dos plurales correctos:

(4) clubs

(5) clubes

La forma de (4) sigue la regla general. En cambio, la de (5) se aparta de este patrón, pero como tiene una larga tradición se sigue aceptando.

Lo mismo vale para los compuestos y derivados de club:

(6) cineclubs, superclubs

(7) cineclubes, superclubes

La excepción de club es la única dificultad que presenta el plural de estas palabras.

Plural de palabras terminadas en dos o más consonantes

Los sustantivos y adjetivos que terminan en dos o más consonantes forman el plural añadiendo -s:

(1) stock > stocks

(2) cíborg > cíborgs

(3) holding > holdings

(4) warrant > warrants

(5) script > scripts

(6) short > shorts

No hay más que echar un vistazo a la lista de ejemplos para darse cuenta de que todos ellos son préstamos de otras lenguas, principalmente del inglés.

Hay que hacer mención especial de los que terminan en -st. Estos pueden formar el plural siguiendo la regla general:

(7) los podcasts

(8) los tests

Sin embargo, esas terminaciones -sts son, como mínimo, difíciles de pronunciar para los hablantes de español. Por eso se admite también emplear la forma del singular para el plural:

(9) los podcast

(10) los test

Las que terminan en zeta precedida de otra consonante simplemente se mantienen invariables:

(11) el kibutz > los kibutz

En cualquier caso, estas combinaciones son poco frecuentes, por lo que no deberían preocuparnos demasiado.

Forman un grupo especial las palabras que terminan en -ch.

Soluciones: plural de palabras terminadas en -n

Aquí tienes las soluciones al ejercicio sobre el plural de las palabras terminadas en -n.

a) adoquines: es un plural perfectamente regular. Nótese el cambio en la acentuación gráfica entre el singular y el plural. Encontrarás cambios parecidos en otras palabras de la lista.

b) razones

c) regímenes: en esta palabra el acento se desplaza al formar el plural (pero no el acento gráfico, sino el acento prosódico).

d) trenes

f) especímenes: encontramos aquí el mismo tipo de desplazamiento acentual que en c).

g) trávelin: esta palabra se mantiene invariable en plural por ser esdrújula.

h) ciclámenes

i) hipérbatos: la formación del plural de hipérbaton es excepcional.

j) administraciones

Puedes solucionar las dudas consultando el artículo sobre el plural de los sustantivos y adjetivos terminados en -n. Como habrás podido ver por las soluciones de arriba, estos plurales pueden presentar alguna complicación.

Plural de palabras terminadas en -p

Los sustantivos y adjetivos terminados en -p son normalmente préstamos de otras lenguas. Forman su plural añadiendo una ese:

(1) el chip > los chips

(2) el videoclip > los videoclips

Ocasionalmente podemos encontrar onomatopeyas con esta terminación. Si hay necesidad de que formen el plural, seguirán el mismo procedimiento:

(3) el bip > los bips

Por lo demás, estos plurales no presentan complicaciones especiales.