Archivo de la categoría: adjetivo

Plural de palabras terminadas en -k

Los sustantivos y adjetivos terminados en ka forman el plural añadiendo -s:

(1) El ebook > los ebooks

(2) El anorak > los anoraks

Como se puede ver por los ejemplos, se trata de palabras de origen extranjero. Son relativamente frecuentes porque muchas de las palabras del inglés presentan esta terminación. Como es sabido, esta lengua es la principal fuente de préstamos lingüísticos en el español actual.

Plural de palabras terminadas en -z

Los sustantivos y adjetivos que terminan en -z forman el plural añadiendo -es:

(1) el juez > los jueces

(2) el alférez > los alféreces

(3) la codorniz > las codornices

Las palabras con esta terminación por lo general forman parte del léxico patrimonial del español; es decir, se trata de palabras de toda la vida cuyo plural no presenta mayor dificultad. La única precaución que hay que tener es estar atento al cambio de la consonante final, pues al entrar la zeta en contacto con la e de la terminación, se convierte en ce:

(4) -z > -ces

Tales alternancias de consonantes para una misma palabra son las que suelen inducir a error a quienes tienen dificultades ortográficas.

Esta regla se aplica siempre que la zeta no vaya acompañada de más consonantes, pues de lo contrario entraría en funcionamiento lo previsto para el plural de palabras terminadas en dos o más consonantes.

Plural de palabras terminadas en -ch

En español apenas hay un puñado de sustantivos y adjetivos terminados en -ch. Por lo general se mantienen invariables en plural:

(1) el zarévich > los zarévich

Algunos de los más frecuentes forman el plural añadiendo -es:

(2) el sándwich > los sándwiches

Otros vacilan todavía entre las dos posibilidades:

(3) el brunch > los brunch / los brunches

Como es fácil apreciar por los ejemplos, se trata en todos los casos de palabras tomadas de otras lenguas y además tienden a mostrar a las claras su condición de extranjerismos. Es esta falta de adaptación a nuestra lengua lo que da pie a las vacilaciones en la formación de su plural, que resultan más notables en aquellos que presentan menor frecuencia de uso.

Plural de palabras terminadas en -b

Los sustantivos y adjetivos terminados en be forman el plural añadiendo -s:

(1) web > webs

(2) esnob > esnobs

(3) kebab > kebabs

Como es fácil comprobar por los ejemplos, las palabras con esta terminación son préstamos de otras lenguas.

La excepción a la regla anterior la constituye club, que tiene dos plurales correctos:

(4) clubs

(5) clubes

La forma de (4) sigue la regla general. En cambio, la de (5) se aparta de este patrón, pero como tiene una larga tradición se sigue aceptando.

Lo mismo vale para los compuestos y derivados de club:

(6) cineclubs, superclubs

(7) cineclubes, superclubes

La excepción de club es la única dificultad que presenta el plural de estas palabras.

Plural de palabras terminadas en dos o más consonantes

Los sustantivos y adjetivos que terminan en dos o más consonantes forman el plural añadiendo -s:

(1) stock > stocks

(2) cíborg > cíborgs

(3) holding > holdings

(4) warrant > warrants

(5) script > scripts

(6) short > shorts

No hay más que echar un vistazo a la lista de ejemplos para darse cuenta de que todos ellos son préstamos de otras lenguas, principalmente del inglés.

Hay que hacer mención especial de los que terminan en -st. Estos pueden formar el plural siguiendo la regla general:

(7) los podcasts

(8) los tests

Sin embargo, esas terminaciones -sts son, como mínimo, difíciles de pronunciar para los hablantes de español. Por eso se admite también emplear la forma del singular para el plural:

(9) los podcast

(10) los test

Las que terminan en zeta precedida de otra consonante simplemente se mantienen invariables:

(11) el kibutz > los kibutz

En cualquier caso, estas combinaciones son poco frecuentes, por lo que no deberían preocuparnos demasiado.

Forman un grupo especial las palabras que terminan en -ch.

Soluciones: plural de palabras terminadas en -n

Aquí tienes las soluciones al ejercicio sobre el plural de las palabras terminadas en -n.

a) adoquines: es un plural perfectamente regular. Nótese el cambio en la acentuación gráfica entre el singular y el plural. Encontrarás cambios parecidos en otras palabras de la lista.

b) razones

c) regímenes: en esta palabra el acento se desplaza al formar el plural (pero no el acento gráfico, sino el acento prosódico).

d) trenes

f) especímenes: encontramos aquí el mismo tipo de desplazamiento acentual que en c).

g) trávelin: esta palabra se mantiene invariable en plural por ser esdrújula.

h) ciclámenes

i) hipérbatos: la formación del plural de hipérbaton es excepcional.

j) administraciones

Puedes solucionar las dudas consultando el artículo sobre el plural de los sustantivos y adjetivos terminados en -n. Como habrás podido ver por las soluciones de arriba, estos plurales pueden presentar alguna complicación.

Plural de palabras terminadas en -p

Los sustantivos y adjetivos terminados en -p son normalmente préstamos de otras lenguas. Forman su plural añadiendo una ese:

(1) el chip > los chips

(2) el videoclip > los videoclips

Ocasionalmente podemos encontrar onomatopeyas con esta terminación. Si hay necesidad de que formen el plural, seguirán el mismo procedimiento:

(3) el bip > los bips

Por lo demás, estos plurales no presentan complicaciones especiales.

‘Bonito’ y ‘bueno’ son lo mismo

No sé si te has parado a pensarlo, pero etimológicamente bonitobueno son lo mismo.

El adjetivo bonito es simplemente un antiguo diminutivo de bueno. La relación que se da entre las dos palabras es la misma que tenemos entre poderpuedo. Fíjate en este paralelismo y lo verás claro:

Bonito – bueno

Poderpuedo

Lo que marca la negrita en las líneas de arriba es la sílaba tónica. En muchas palabras del español se da un fenómeno fonético heredado de la época de transición desde el latín al castellano por el que la vocal o diptonga en ue cuando recibe el acento prosódico. Esto es especialmente visible en la conjugación de verbos como poder, contar, rodar, etc.

Inicialmente, bonito era un simple diminutivo, igual que guapito o rubito. Posteriormente se especializó para el significado de ‘lindo’ y a partir de ese momento quedó desplazado en su función de diminutivo por una nueva forma: buenecito.

A partir de ahí, bueno y bonito siguieron caminos separados hasta que se llegó a perder la conciencia de su relación. Y así es cómo a partir de una misma palabra hemos llegado a tener dos diferentes.

Estas rupturas dentro del léxico son relativamente frecuentes y están relacionadas con un fenómeno al que los especialistas en lingüística histórica se refieren como especialización semántica. Lo saco aquí a colación porque me parece una forma curiosa de poner de manifiesto las relaciones profundas que a veces unen unas palabras con otras y que a menudo pasan desapercibidas para el común de los hablantes.

Soluciones: ambos

Aquí tienes las soluciones al ejercicio de uso de ambos. Cada respuesta correcta vale un punto.

a) … con ambas manos [sobraba el artículo]

b) Ambos decidieron… [ambos es incompatible con el numeral dos]

c) Impecable

d) Esta también es correcta

e) Ambos decidieron… [con preposición o sin preposición, sigue sobrando el numeral]

f) Aquí no había ningún problema

g) Correcta

h) … a ambos ojos [otra vez el dichoso artículo]

i) Nada que objetar

j) Uno de los dos tiene que venir… [son incorrectos los usos partitivos de ambos]

Si todavía tienes dudas, repasa el artículo sobre el uso de ambos.

Ejercicios: ambos

Con este ejercicio vamos a practicar el uso correcto de ambos/ambas. Tienes que decidir si esta palabra está empleada correctamente en los siguientes ejemplos y, en caso de que haya alguna incorrección, corregirla.

a) Cuando llegué, estaba estrangulándole con las ambas manos.

b) Ambos a dos decidieron que era mejor separarse.

c) Ambos contrincantes son conscientes de la dificultad del reto al que se enfrentan.

d) Beluchistán y Ruritania han establecido por fin relaciones diplomáticas. Ambos países esperan grandes beneficios de la nueva situación de entendimiento.

e) Ambos dos decidieron que era mejor separarse.

f) La obra de este artista recoge lo mejor de ambas tradiciones.

g) Siempre quiso tener lo mejor de ambos mundos.

h) La infección afectó a los ambos ojos.

i) Me gusta comer y beber. Ambas aficiones me cuestan una fortuna.

j) Uno de ambos tiene que venir conmigo a hacer la compra, así que vosotros veréis.

Ahora, ¡a mirar las soluciones!